macOS High Sierra

Si los altavoces no funcionan

Primero, comprueba que ninguno de los controles de volumen de la aplicación que estás utilizando esté totalmente bajado. Intenta también reproducir otro archivo de audio, CD o DVD; o intenta reproducir el archivo o disco en otro ordenador o reproductor multimedia para aislar el problema. A continuación, prueba las soluciones siguientes.

Si intentas reproducir el sonido a través de los altavoces integrados del ordenador

  • Desenchufa todos los auriculares o altavoces externos.

  • Selecciona el menú Apple > Preferencias del Sistema, haz clic en Sonido y, a continuación, en Salida. Comprueba que “Altavoces internos” esté seleccionado, el regulador de volumen “Volumen de salida” no esté completamente a la izquierda y que la opción Silenciar no esté seleccionada.

    Abrir el panel Salida

    La opción Silenciar al final del panel de preferencias Sonido.

Si intentas reproducir el sonido a través de unos altavoces externos

  • Asegúrate de que los altavoces estén conectados al puerto de salida de audio del ordenador o de la pantalla (o al puerto de audio Icono “Puerto de audio” si el ordenador solo dispone de uno) y, si es necesario, a una fuente de alimentación. Comprueba si los altavoces externos tienen un interruptor de alimentación y un botón para ajustar el volumen. Si es necesario, enciende los altavoces y ajusta el volumen.

  • Selecciona el menú Apple > Preferencias del Sistema, haz clic en Sonido y, a continuación, en Salida. Si el ordenador solo dispone de un puerto de audio, haz clic en el menú desplegable “Usar puerto de audio para”, selecciona “Salida de sonido” y asegúrate de que los altavoces externos estén seleccionados.

    Abrir el panel Salida

  • Si intentas reproducir el sonido a través de unos altavoces o auriculares conectados únicamente al puerto USB del ordenador o de la pantalla, selecciona el menú Apple > Preferencias del Sistema, haz clic en Sonido y, a continuación, haz clic en Salida. Asegúrate de que los altavoces externos USB estén seleccionados. Abre “Información del Sistema”, haz clic en USB en la sección Hardware de la barra lateral y, a continuación, asegúrate de que los altavoces figuren en la lista. Si no es el caso, desconecta los altavoces y vuélvelos a conectar.

    Abrir Información del Sistema

Si tus altavoces externos siguen sin funcionar, consulta las instrucciones que venían con los altavoces.

Si intentas reproducir el sonido a través de los altavoces integrados de la pantalla

  • Desenchufa todos los auriculares o altavoces externos.

  • Asegúrate de que los cables de la pantalla están conectados a los puertos del Mac.

  • Selecciona el menú Apple > Preferencias del Sistema, haz clic en Sonido y, a continuación, en Salida. Asegúrate de que esté seleccionado “Audio de la pantalla” en la lista de dispositivos de salida.

    Abrir el panel Salida

Si intentas reproducir el sonido a través de un receptor digital

  • Si utilizas el puerto de salida digital del ordenador (no disponible en todos los ordenadores), selecciona el menú Apple > Preferencias del Sistema, haz clic en Sonido y, a continuación, en Salida. Asegúrate de que esté seleccionado “Salida digital” en la lista de dispositivos de salida.

    Abrir el panel Salida

  • Asegúrate también de que el ordenador esté conectado a un receptor digital mediante un cable digital óptico y de que el receptor esté configurado para la entrada digital (consulta la información proporcionada con el receptor).

  • Ajusta el volumen del receptor. Los controles de volumen del ordenador no se pueden utilizar para ajustar el volumen cuando se usa la salida digital.

Si no oyes ningún sonido de alertas específicas, consulta Cambiar los sonidos de alerta. Para obtener información acerca de los puertos de audio del ordenador o de la pantalla, consulta Puertos de audio.