macOS High Sierra

Renombrar archivos, carpetas y discos

Se puede cambiar el nombre de la mayoría de los archivos, carpetas y discos, incluido el disco duro interno (denominado Macintosh HD por omisión). Si cambias el nombre de tu disco duro, seguirás apareciendo con tu nombre original en una red.

Renombrar un ítem

  1. Selecciona el ítem en una ventana del Finder o en el escritorio y pulsa la tecla Retorno. O bien haz clic fuerte en el nombre del ítem.

  2. Inserta un nombre nuevo.

    Puedes utilizar números y la mayoría de los símbolos. No puedes incluir dos puntos (:) ni comenzar el nombre con un punto (.). Es posible que algunas apps no permitan utilizar una barra (/) en un nombre de archivo.

  3. Pulsa Retorno.

Renombrar varios ítems

  1. Selecciona los ítems en una ventana del Finder o en el escritorio y haz clic en uno de ellos mientras pulsas la tecla Control.

  2. En el menú de funciones rápidas, selecciona “Renombrar ítems”.

  3. En el menú desplegable bajo la opción de renombrar los ítems del Finder, selecciona la opción de reemplazar texto de los nombres, añadir texto a los nombres o cambiar el formato del nombre.

    • Reemplazar texto: Inserta el texto que quieres eliminar en el campo del Finder y, a continuación, introduce el texto que quieras añadir en el campo de “Reemplazar por”.

    • Añadir texto: Inserta el texto que quieres añadir en el campo y, a continuación, selecciona si quieres añadir el texto antes o después del nombre actual.

    • Formato: Selecciona un nombre de formato para los archivos y, a continuación, selecciona si quieres colocar el índice, el contador o la fecha antes o después del nombre. Introduce un nombre en el campo de formato personalizado y, a continuación, indica el número con el que quieres empezar.

  4. Haz clic en Renombrar.

A continuación se indican algunos ítems que no deberías renombrar:

  • Carpetas de apps y cualquier ítem suministrado junto al sistema, como la carpeta Librería. (Si cambias el nombre de un ítem y se producen problemas, prueba a volver a cambiar el nombre. Si esto no soluciona el problema, puede que sea necesario volver a instalar el software).

  • Extensiones de nombres de archivos: se trata del punto seguido de unas pocas letras o palabras que puedes ver al final de algunos nombres de archivos (por ejemplo, .jpg). Si cambias la extensión, puede que ya no sea posible abrir el archivo con la app con la que se creó.

  • Tu carpeta de inicio (la que contiene tu nombre).