Acerca de la tecnología avanzada Face ID

Descubre cómo Face ID te ayuda a proteger la información en el iPhone y el iPad Pro.

Gran parte de nuestra vida digital está almacenada en el iPhone y el iPad, y es muy importante proteger esta información. Del mismo modo que Touch ID revolucionó la autenticación empleando la huella dactilar, Face ID vuelve a hacerlo con el reconocimiento facial. Face ID ofrece una autenticación intuitiva y segura gracias al avanzado sistema de cámara TrueDepth, cuya tecnología permite registrar con precisión la geometría del rostro.

Con un solo vistazo, Face ID desbloquea de forma segura el iPhone o el iPad Pro. Se puede utilizar para autorizar compras en el iTunes Store, el App Store y la app Apple Books, y para realizar pagos con Apple Pay. Los desarrolladores también pueden permitir el uso de Face ID para iniciar sesión en las apps. Las apps compatibles con Touch ID admiten Face ID automáticamente.

Face ID está disponible en el iPhone X o posterior, y en los modelos de iPad Pro con el chip A12X Bionic. 

Tecnologías avanzadas

La tecnología que hace posible Face ID incluye parte del hardware y el software más avanzado que hemos creado nunca. La cámara TrueDepth captura con precisión los datos faciales mediante la proyección y el análisis de más de 30 000 puntos invisibles que crean un mapa de profundidad del rostro, del que se obtiene también una imagen infrarroja. Una parte del motor neural de los chips A11, A12 Bionic y A12X Bionic, protegido en Secure Enclave, transforma el mapa de profundidad y la imagen infrarroja en una representación matemática y la compara con los datos faciales correspondientes.

Face ID se adapta automáticamente a los cambios de aspecto, como el maquillaje o el crecimiento del vello facial. Si se produce un cambio más significativo, como afeitarse una barba completa, Face ID confirma la identidad mediante el código del usuario antes de actualizar los datos del rostro. Face ID se ha diseñado para funcionar con sombreros, bufandas, gafas, lentillas y numerosos modelos de gafas de sol. Funciona en interiores, en exteriores e incluso en la oscuridad total.

Para empezar a utilizar Face ID, primero debes registrar tu rostro. Puede hacerse durante el proceso de configuración inicial o más adelante, desde Ajustes > Face ID y código. Para desbloquear el dispositivo con Face ID, basta con mirarlo. Face ID requiere que la cámara TrueDepth vea tu rostro, no importa si el dispositivo se encuentra sobre una superficie o si lo sostienes en una posición natural. La cámara TrueDepth tiene un rango de visión similar al que se tiene cuando se hace una foto o una llamada de FaceTime con la cámara frontal. Face ID funciona de forma óptima cuando el dispositivo se encuentra a una distancia no superior a un brazo de la cara (entre 25 y 50 cm de distancia).

La cámara TrueDepth se activa de forma inteligente; por ejemplo, tocando para activar la pantalla, desde una notificación entrante que activa la pantalla o elevando el iPhone para activarlo. Cada vez que se desbloquea el dispositivo, la cámara TrueDepth te reconoce mediante una precisa captura de datos de profundidad e imagen infrarroja. Esta información se compara con la representación matemática almacenada para realizar la autenticación.

Salvaguardas de seguridad

Es muy importante para todos salvaguardar la información guardada en nuestros dispositivos. Al igual que hicimos con Touch ID, hemos tomado las medidas pertinentes para proteger tu información. Face ID utiliza la cámara TrueDepth y el aprendizaje automático para lograr una solución de autenticación segura. Los datos de Face ID, incluidas las representaciones matemáticas de tu rostro, se cifran y protegen con una clave que solo está disponible para el Secure Enclave.

La probabilidad de que una persona al azar mire tu iPhone o iPad Pro y pueda desbloquearlo con Face ID es aproximadamente de una entre un millón con una sola apariencia registrada. Como protección adicional, Face ID solo permite cinco intentos fallidos de coincidencia antes de requerir un código. La probabilidad estadística es distinta para gemelos y hermanos similares, así como para niños menores de 13 años, ya que sus rasgos faciales distintivos pueden no estar totalmente desarrollados. Si esto te preocupa, te recomendamos utilizar un código para la autenticación.

Face ID comprueba información de profundidad, algo de lo que carecen las fotografías 2D impresas o digitales. Gracias al uso de sofisticadas redes neuronales antifraude, se ha conseguido que el empleo de máscaras y otras técnicas no sea capaz de engañarlo. Face ID detecta incluso el estado de atención. Reconoce si tienes los ojos abiertos y si estás dirigiendo tu atención hacia el dispositivo. Esto dificulta que alguien desbloquee tu dispositivo sin tu conocimiento (por ejemplo, cuando estás dormido).

Para utilizar Face ID, debes configurar un código en el dispositivo. Deberás introducir el código como validación de seguridad adicional en estos casos:

  • El dispositivo acaba de encenderse o reiniciarse.
  • El dispositivo no se ha desbloqueado en más de 48 horas.
  • No se ha utilizado el código para desbloquear el dispositivo en los últimos seis días y medio, y Face ID no ha desbloqueado el dispositivo en las últimas cuatro horas.
  • El dispositivo ha recibido un comando de bloqueo remoto.
  • Tras cinco intentos fallidos de lograr una coincidencia del rostro.
  • Tras iniciar un apagado, o bien una llamada de emergencia, manteniendo pulsado uno de los dos botones de volumen y el botón lateral simultáneamente durante dos segundos.

Si pierdes el dispositivo o te lo roban, puedes evitar que utilicen Face ID para desbloquearlo con el modo Perdido de Buscar mi iPhone.

Privacidad

La privacidad tiene una importancia extraordinaria para Apple. El Secure Enclave cifra y protege los datos de Face ID, lo que incluye las representaciones matemáticas de tu rostro. Estos datos se ajustan y actualizan con el uso de Face ID para mejorar la experiencia, por ejemplo, al lograrse una autenticación correcta. Face ID también actualiza los datos cuando detecta una coincidencia cercana, pero se introduce posteriormente un código para desbloquear el dispositivo.

Los datos de Face ID no salen de tu dispositivo y nunca se guarda una copia de ellos en iCloud ni en ningún otro sitio. Esta información se transferirá desde el dispositivo solo en caso de que desees facilitar los datos de diagnóstico de Face ID a AppleCare para obtener soporte técnico. Incluso en tal caso, los datos de diagnóstico no se envían automáticamente a Apple; siempre puedes consultarlos y aprobarlos antes de enviarlos.

Si decides utilizar Face ID, puedes controlar su uso y desactivarlo en cualquier momento. Por ejemplo, si no quieres utilizar Face ID para desbloquear el dispositivo, abre Ajustes > Face ID y código > Usar Face ID y, a continuación, desactiva Desbloqueo del iPhone o Desbloqueo del iPad. Para desactivar Face ID, abre Ajustes > Face ID y código y, a continuación, pulsa Restablecer Face ID. Esto elimina del dispositivo los datos de Face ID, incluidas las representaciones matemáticas de tu rostro. Si decides borrar o restablecer el dispositivo utilizando Buscar mi iPhone o borrando todo el contenido y los ajustes, todos los datos de Face ID se eliminarán.

Aunque no utilices Face ID, la cámara TrueDepth se activa de forma inteligente para las funciones con detección de atención, como atenuar la pantalla si no estás mirando el dispositivo o reducir el volumen de las alertas cuando sí lo estás mirando. Por ejemplo, al utilizar Safari, el dispositivo comprueba si lo estás mirando para apagar la pantalla si no es así. Si no deseas utilizar estas características, puedes abrir Ajustes > Face ID y código, y desactivar Funciones con detección de atención.

Dentro de las aplicaciones compatibles, puedes activar la autenticación mediante Face ID. A las apps solo se les notifica si la autenticación es o no correcta, así que no tienen acceso a los datos de Face ID asociados con el rostro registrado.

Seguridad

El iPhone, el iPad Pro y el sistema de cámara TrueDepth se han sometido a rigurosas pruebas y satisfacen todos los estándares de seguridad internacionales. El sistema de cámara TrueDepth es seguro en condiciones de uso normales. No provoca ningún daño a los ojos o a la piel debido a su reducida potencia. Es importante saber que los emisores de infrarrojos podrían resultar dañados durante la reparación o el desmontaje, por lo que el dispositivo siempre debe repararlo Apple o un proveedor de servicios autorizado. El sistema de cámara TrueDepth incorpora funciones de detección de manipulación. Si se detecta cualquier manipulación, el sistema puede desactivarse por motivos de seguridad.

A través de determinados tipos de cámara, puedes notar una leve emisión procedente de la cámara TrueDepth. Es normal, ya que algunas cámaras pueden detectar la luz infrarroja. Algunas personas pueden incluso llegar a notar una leve emisión de luz procedente de la cámara TrueDepth en una habitación muy oscura. Es normal en condiciones de oscuridad extrema.

Accesibilidad

La accesibilidad es parte integral de los productos de Apple. Los usuarios con limitaciones físicas pueden seleccionar “Opciones de accesibilidad” durante el registro. Este ajuste no requiere el rango completo de movimientos de cabeza para captar los distintos ángulos sin renunciar por ello a la seguridad, aunque sí se precisará una mayor coherencia en el modo de mirar el iPhone o el iPad Pro.

Face ID también ofrece una función de accesibilidad para personas ciegas o con visión reducida. Si no deseas que Face ID te exija mirar el dispositivo con los ojos abiertos, puedes abrir Ajustes > General > Accesibilidad y, a continuación, desactivar Requerir atención para Face ID. Esta opción se desactiva automáticamente si activas VoiceOver durante la configuración inicial.

Fecha de publicación: