Si crees que tu ID de Apple está en riesgo

¿Sospechas que una persona no autorizada puede tener acceso a tu ID de Apple? Los siguientes pasos te pueden ayudar a averiguarlo y a recuperar el control de tu cuenta.

Signos de que tu ID de Apple está en riesgo

Tu ID de Apple puede estar en riesgo si has recibido alguna notificación de Apple sobre tu cuenta por algún cambio que no hayas realizado tú, o si hay detalles o cambios en la cuenta que no reconoces. Por ejemplo:

  • Has recibido una notificación o correo electrónico para informarte de que se ha iniciado sesión con tu ID de Apple en un dispositivo que no reconoces o al que no te has conectado recientemente (por ejemplo: “Se ha utilizado tu ID de Apple para iniciar sesión en iCloud o en un PC con Windows”).
  • Has recibido un correo electrónico de confirmación de Apple para informarte de que se ha cambiado la contraseña de tu ID de Apple o de que se ha actualizado la información de tu cuenta, pero no recuerdas haber hecho esos cambios.
  • Alguien ha bloqueado o ha puesto tu dispositivo en modo Perdido.
  • Ves mensajes que no has enviado o ítems que no has borrado.
  • Ves cargos o avisos de compras que no has realizado. Obtén información acerca de qué hacer si ves un cargo desconocido del iTunes Store o el App Store en el extracto de tu tarjeta de crédito o de débito.
  • Tu contraseña ya no funciona, se ha modificado o está bloqueada.
  • No reconoces algunos de los datos de tu cuenta.

Si has recibido un correo electrónico, un mensaje de texto o una llamada telefónica y sospechas que es fraudulento o un intento de phishing, consulta estos consejos para determinar su autenticidad.

Recupera el control de tu ID de Apple

Si crees que tu ID de Apple está en riesgo, sigue estos pasos para recuperar el control de tu ID y revisa la información de tu cuenta:

  1. Inicia sesión en la página de la cuenta del ID de Apple. Si no puedes iniciar sesión o te aparece un mensaje que indica que la cuenta está bloqueada cuando intentas iniciar sesión, intenta restablecer o desbloquear la cuenta.
  2. Cambia la contraseña de tu ID de Apple y elige una contraseña fuerte.
  3. Revisa toda la información personal y de seguridad de tu cuenta. Actualiza la información que no sea correcta o que no reconozcas, incluyendo:
    • Tu nombre.
    • La dirección de correo electrónico principal de tu ID de Apple.* Si necesitas cambiar tu dirección de correo electrónico, actualiza las funciones y servicios que utilizas con tu ID de Apple para que todos usen tu ID de Apple actualizado.
    • Todas las direcciones de correo electrónico alternativas y de rescate, y números de teléfono. 
    • Los dispositivos que están asociados a tu ID de Apple, si ya has configurado la autenticación de doble factor.
    • Preguntas y respuestas de seguridad. Si crees que pueden ser fáciles de adivinar, deberías cambiar tus preguntas de seguridad.
  4. Habla con tu proveedor de correo electrónico para asegurarte de que tienes el control de todas las direcciones de correo electrónico asociadas con tu ID de Apple. Si no controlas las direcciones de correo electrónico asociadas con tu ID de Apple, debes cambiar la contraseña del correo electrónico o utilizar una dirección de correo electrónico distinta. 
  5. Configura la autenticación de doble factor para tu ID de Apple. Esta prestación de seguridad adicional está diseñada para impedir que nadie más que tú pueda acceder a tu cuenta, incluso aunque conozca tu contraseña.

* En China continental e India, puedes usar tu número de teléfono como ID de Apple.

Si después de haber realizado los pasos anteriores crees que tu cuenta sigue en riesgo, contacta con el equipo de soporte técnico de Apple.

Conocer el ID de Apple con el que se ha iniciado sesión en tu dispositivo

Si hay una sesión iniciada en tu dispositivo con un ID de Apple que no conoces, sigue estos pasos para cerrar la sesión y, a continuación, vuelve a iniciar sesión con un ID de Apple distinto. Para asegurarte de que solo inicias sesión con ID de Apple en los que confías o controlas, puedes comprobar los siguientes ajustes en cada uno de tus dispositivos: 

iPhone, iPad o iPod touch:

  • Ajustes > [tu nombre]
  • Ajustes > [tu nombre] > iTunes Store y App Store
  • Ajustes > Mensajes > Enviar y recibir
  • Ajustes > FaceTime

Mac:

  • Preferencias del Sistema > ID de Apple
  • Preferencias del Sistema > Cuentas de Internet
  • Mensajes > Preferencias > Cuentas
  • FaceTime > Preferencias > Ajustes
  • Correo > Preferencias > Cuentas
  • Calendario > Preferencias > Cuentas

También debes comprobar iCloud para Windows, tu AirPort Time Capsule o estación base AirPort y tu Apple TV (para Fotos en iCloud o Compartir en casa).

Asegúrate de que tu ID de Apple es seguro

Teniendo en cuenta que utilizas tu ID de Apple para una gran cantidad de productos y servicios de Apple, debes asegurarte de que tu ID de Apple es lo más seguro posible. Debes ser la única persona que sepa la contraseña y que pueda iniciar sesión con tu ID de Apple. Si alguien que no conoces o en quien no confías puede iniciar sesión con tu ID de Apple, tu cuenta no es segura.

Es posible que tu ID de Apple no sea seguro por los siguientes motivos:

  • Otra persona creó un ID de Apple en tu nombre o estás utilizando el mismo ID de Apple que estaba conectado a tu dispositivo cuando lo recibiste.
  • Compartes un ID de Apple con amigos o familiares. Tu ID de Apple es tu cuenta personal. Si quieres compartir tus compras con un familiar, usa En familia. Con En familia, puedes compartir un calendario, fotos, recordatorios y mucho más sin tener que compartir tu ID de Apple.
  • No reconoces el ID de Apple con el que se ha iniciado sesión en tu dispositivo.
  • Has compartido tu contraseña con alguien más ya sea intencionadamente o por accidente. Por ejemplo, alguien seleccionó tu contraseña por ti, le has dado tu contraseña a alguien o has escrito tu contraseña en un sitio web de suplantación de identidad.
  • No controlas la dirección de correo electrónico o el número de teléfono asociados a tu ID de Apple.
  • Tu contraseña es débil o está en riesgo.
  • Compartes tus dispositivos con otra persona, tus dispositivos no están protegidos con un código de acceso o tu código de acceso es fácil de adivinar. 

Si alguna de las afirmaciones anteriores es cierta, debes restablecer tu contraseña lo antes posible y revisar la información de tu cuenta.

Fecha de publicación: