Cómo limpiar los productos Apple

Obtén recomendaciones y pautas para limpiar tu ordenador, iPad, iPhone, iPod, pantalla o periférico de Apple.

Los productos Apple están fabricados con una gran variedad de materiales y cada producto puede tener sus requisitos de limpieza específicos, y varían según la parte que estés limpiando. Para empezar, aquí encontrarás algunos consejos que se aplican a todos los productos:

  • Utiliza únicamente un paño suave y que no desprenda pelusa. Evita usar paños abrasivos, toallas, papel y elementos similares que podrían ocasionar daños. 
  • Desenchufa todas las fuentes de alimentación, los dispositivos y los cables externos.
  • Mantén los líquidos alejados del producto.
  • No permitas que entre la humedad por las aberturas.
  • No utilices aerosoles, disolventes ni líquidos abrasivos.
  • No pulverices limpiadores directamente sobre el artículo.

Si entrase líquido en el interior del producto de Apple, consigue ayuda en un proveedor de servicios autorizado Apple o una tienda Apple Store lo antes posible. Los daños por líquidos no están cubiertos ni por la garantía del producto de Apple ni por el AppleCare Protection Plan. Si tienes pensado visitar una tienda Apple Store, pide cita en el Genius Bar (solo disponible en algunos países y regiones).

Para obtener instrucciones más detalladas, selecciona el producto de Apple:

Ordenadores portátiles

Más información acerca de cómo limpiar los ordenadores portátiles Mac.

MacBook, MacBook Pro y MacBook Air

Para limpiar el exterior de tu MacBook, MacBook Pro o MacBook Air, en primer lugar apaga el ordenador y desenchufa el adaptador de corriente. A continuación, utiliza un paño húmedo, suave y que no desprenda pelusa para limpiar la parte externa del equipo. Procura que no entren líquidos por las aberturas. No pulverices ningún líquido directamente sobre el ordenador. No utilices aerosoles, disolventes, sustancias abrasivas ni limpiadores que contengan peróxido de hidrógeno que puedan dañar el acabado.

Para limpiar la pantalla de tu MacBook, MacBook Pro o MacBook Air, en primer lugar apaga el ordenador y desenchufa el adaptador de corriente. Humedece un paño suave y que no desprenda pelusa solo con agua y, a continuación, utilízalo para limpiar la pantalla del ordenador.

Modelos de MacBook Pro de 2016 y posteriores con Touch Bar y Touch ID: limpia la Touch Bar y el Touch ID (botón de encendido) de estos ordenadores del mismo modo que limpiarías la pantalla. Apaga el Mac y desenchufa el adaptador de corriente. Humedece un paño suave y que no desprenda pelusa solo con agua y, a continuación, utilízalo para limpiar la Touch Bar y el Touch ID.

MacBook (13 pulgadas, finales de 2009) y MacBook (13 pulgadas, mediados de 2010): La carcasa inferior de estos ordenadores está fabricada con un material blando y antideslizante. Usa un paño de microfibra 3M gris o uno suave, sin tintes y que no desprenda pelusa para limpiar la carcasa inferior.

Volver al principio.

 

Ordenadores de sobremesa

Más información acerca de cómo limpiar los ordenadores de sobremesa Mac.

Mac Pro, Mac mini y iMac

Primero, apaga el Mac y desenchufa el cable de alimentación y el resto de dispositivos que tengas conectados. A continuación, utiliza un paño húmedo, suave y que no desprenda pelusa para limpiar la parte externa del equipo. Procura que no entren líquidos por las aberturas. No pulverices líquidos directamente sobre el ordenador. No utilices aerosoles, disolventes, sustancias abrasivas ni limpiadores que contengan peróxido de hidrógeno que puedan dañar el acabado.

Para limpiar la pantalla de tu iMac, humedece solo con agua el paño incluido con el iMac (u otro paño limpio, suave y que no desprenda pelusa) y limpia la pantalla. 

No limpies la pantalla con un limpiador que contenga acetona. Usa un limpiador pensado para pantallas. No pulverices el limpiador directamente sobre la pantalla, ya que podría penetrar en ella y estropearla.

Volver al principio.

 

Pantallas

Primero, desconecta la pantalla de la toma de alimentación, del ordenador al que esté enchufada y de cualquier otro dispositivo externo. A continuación, utiliza el paño incluido con la pantalla (u otro paño limpio, suave y que no desprenda pelusa) y limpia el aparato.

Si fuera necesario realizar una limpieza más a fondo del panel de la pantalla o de la carcasa, utiliza un paño suave, ligeramente humedecido y que no desprenda pelusa. Evita que entre humedad por las aberturas. No utilices limpiacristales, productos de limpieza del hogar, aerosoles, disolventes, amoníaco, sustancias abrasivas ni limpiadores que contengan peróxido de hidrógeno para limpiar la pantalla.

No limpies el iMac con un limpiador que contenga acetona. Usa un limpiador pensado para pantallas. No pulverices el limpiador directamente sobre la pantalla, ya que podría penetrar en ella y estropearla.

Volver al principio.

 

Periféricos

Teclados, ratones y trackpads USB o inalámbricos de Apple

En primer lugar, apaga el dispositivo. Si el dispositivo utiliza pilas extraíbles, sácalas. (Si el dispositivo está conectado con un cable, desenchúfalo del ordenador).

A continuación, limpia la parte exterior del dispositivo con un paño limpio que no desprenda pelusa ligeramente humedecido con agua. No dejes que entre humedad en ninguna abertura ni uses aerosoles, disolventes, sustancias abrasivas o limpiadores que contengan peróxido de hidrógeno.

Si tu Magic Mouse o Magic Mouse 2 no se desplazan correctamente, puede que haya pelo u otros residuos en las lentes del sensor. Dale la vuelta al ratón e inspecciona la ventana del sensor con una luz brillante. Si ves residuos, limpia con cuidado la ventana del sensor usando aire comprimido.

Volver al principio.

 

Fundas para el iPhone

Funda de silicona para el iPhone

Para limpiar la funda de silicona, saca el iPhone de ella. Usa un paño suave, ligeramente humedecido y que no desprenda pelusa para limpiar las partes exterior e interior de la funda para el iPhone. No utilices limpiacristales, productos de limpieza del hogar, aire comprimido, aerosoles, disolventes, amoníaco, sustancias abrasivas ni limpiadores que contengan peróxido de hidrógeno para limpiar la funda del iPhone.

Funda de cuero para el iPhone

La funda de cuero para el iPhone está hecha de piel natural. Su aspecto va cambiando con el uso. Puede adquirir una pátina y también puede cambiar de color debido a la grasa de nuestra piel y la luz solar directa, por lo que su aspecto natural mejorará.

Limpiar el cuero puede alterar su color. Si decides limpiar esta funda, saca primero el iPhone de su interior. Utiliza un paño limpio humedecido en agua templada y jabón suave para limpiar con cuidado la funda del iPhone. También puedes utilizar un limpiador suave con un paño seco. Los limpiadores y acondicionadores de piel pueden cambiar el color del cuero.

Mantén la funda del iPhone alejada de la luz solar intensa prolongada, el calor y la humedad. La exposición al agua, los aceites, el maquillaje y los materiales teñidos (como la tela vaquera) puede manchar el cuero tratado.

Funda Smart Battery Case para el iPhone

Para limpiar la funda Smart Battery Case, primero saca el iPhone de la funda. Utiliza un paño suave ligeramente humedecido y que no desprenda pelusa para limpiar el exterior de la funda. No utilices limpiacristales, productos de limpieza del hogar, aire comprimido, aerosoles, disolventes, amoníaco, sustancias abrasivas ni limpiadores que contengan peróxido de hidrógeno para limpiar la funda.

Cuando limpies el conector Lightning interno, utiliza un paño suave, seco y que no desprenda pelusa, y no utilices líquidos o productos de limpieza.

Aprende a limpiar tu iPhone.

Volver al principio.

 

Fundas para el iPad

Smart Cover y Smart Case de poliuretano para el iPad

Para limpiar la Smart Cover/Smart Case para el iPad, en primer lugar saca el iPad de ella. Utiliza un paño suave, ligeramente humedecido y que no desprenda pelusa. Limpia la parte delantera de la Smart Cover/Smart Case así como el interior con un paño suave que no desprenda pelusa para eliminar restos de suciedad.

No utilices limpiacristales, productos de limpieza del hogar, aerosoles, disolventes, amoníaco, sustancias abrasivas ni limpiadores que contengan peróxido de hidrógeno para limpiar la Smart Cover/Smart Case de poliuretano.

Smart Cover y Smart Case de cuero para el iPad

La Smart Cover/Smart Case de cuero para el iPad está hecha de piel natural. Su aspecto va cambiando con el uso. Puede adquirir una pátina y también puede cambiar de color debido a la grasa de nuestra piel y la luz solar directa, por lo que su aspecto natural mejorará.

Limpiar el cuero puede alterar su color. Si decides limpiar la piel, en primer lugar retira la Smart Cover/Smart Case para el iPad. Utiliza un paño limpio humedecido en agua templada y jabón suave para limpiar con cuidado la piel. Limpia tanto la parte interior como la parte exterior con un paño suave sin pelusa para eliminar restos de suciedad. También puedes utilizar un limpiador suave con un paño seco. Los limpiadores o acondicionadores suaves pueden ayudar a eliminar algunas manchas, pero también pueden cambiar el color del cuero.

Mantén la Smart Cover/Smart Case de cuero para el iPad alejada de la luz solar intensa, el calor y la humedad durante periodos prolongados. La exposición al agua, los aceites, el maquillaje y los materiales teñidos (como la tela vaquera) puede manchar el cuero tratado.

Funda Silicone Case para el iPad

Para limpiar la funda Silicone Case para el iPad, saca el iPad de ella. Utiliza un paño suave ligeramente humedecido y que no desprenda pelusa para limpiar el exterior y el interior de la funda. No utilices limpiacristales, productos de limpieza del hogar, aire comprimido, aerosoles, disolventes, amoníaco, sustancias abrasivas ni limpiadores que contengan peróxido de hidrógeno para limpiar la funda del iPad.

Volver al principio.

 

iPad

Utiliza el iPad con cuidado para que conserve su aspecto. Para evitar que se raye o se roce, puedes usar una de las muchas fundas que se venden por separado. Para limpiar el iPad, desconecta todos los cables y apágalo (mantén pulsado el botón de reposo/activación y, a continuación, desliza el regulador que aparece en la pantalla). Utiliza un paño suave, ligeramente humedecido y que no desprenda pelusa. Evita que entre humedad por las aberturas. No utilices limpiacristales, productos de limpieza del hogar, aire comprimido, aerosoles, disolventes, amoníaco, sustancias abrasivas ni limpiadores que contengan peróxido de hidrógeno para limpiar el iPad. La pantalla del iPad cuenta con un recubrimiento oleófugo; basta con que la limpies con un paño suave que no desprenda pelusa para retirar la grasa que dejan los dedos. La capacidad de repulsión de grasa de este recubrimiento se irá reduciendo con el tiempo y el uso normal; frotar la pantalla con un material abrasivo acelerará este proceso y podrías rayar la pantalla.

Volver al principio.

 

iPod

iPod touch

Para limpiar el iPod touch, desconecta todos los cables y apágalo (mantén pulsado el botón de reposo/activación y, a continuación, desliza el regulador que aparece en pantalla). Utiliza un paño suave, ligeramente humedecido y que no desprenda pelusa. Evita que entre humedad por las aberturas. No utilices limpiacristales, productos de limpieza del hogar, aire comprimido, aerosoles, disolventes, amoníaco, sustancias abrasivas ni limpiadores que contengan peróxido de hidrógeno para limpiar el iPod touch.

iPod classic

Para limpiar el iPod classic, desconecta todos los cables, apaga el aparato y, a continuación, coloca el interruptor de control en posición HOLD. Utiliza un paño suave, ligeramente humedecido y que no desprenda pelusa. Evita que entre humedad por las aberturas. No utilices limpiacristales, productos de limpieza del hogar, aire comprimido, aerosoles, disolventes, amoníaco, sustancias abrasivas ni limpiadores que contengan peróxido de hidrógeno para limpiar el iPod classic.

iPod nano

Para limpiar el iPod nano, desconecta todos los cables, apaga el aparato y, a continuación, coloca el interruptor de control en posición HOLD. Utiliza un paño suave, ligeramente humedecido y que no desprenda pelusa. Evita que entre humedad por las aberturas. No utilices limpiacristales, productos de limpieza del hogar, aire comprimido, aerosoles, disolventes, amoníaco, sustancias abrasivas ni limpiadores que contengan peróxido de hidrógeno para limpiar el iPod nano.

En el caso del iPod nano (6.ª generación), que no tiene interruptor de control, basta con que pulses el botón de reposo/activación para apagar el dispositivo antes de limpiarlo.

iPod shuffle

Para limpiar el iPod shuffle, desconecta todos los cables, apaga el aparato (pon el interruptor en OFF) y, a continuación, límpialo con un paño suave, ligeramente humedecido y que no desprenda pelusa. Evita que entre humedad por las aberturas. No utilices limpiacristales, productos de limpieza del hogar, aire comprimido, aerosoles, disolventes, amoníaco, sustancias abrasivas ni limpiadores que contengan peróxido de hidrógeno para limpiar el iPod shuffle.

iPod mini

Para limpiar el iPod mini, desconecta todos los cables, apaga el aparato y, a continuación, coloca el interruptor de control en posición HOLD. Utiliza un paño suave, ligeramente humedecido y que no desprenda pelusa. Evita que entre humedad por las aberturas. No utilices limpiacristales, productos de limpieza del hogar, aire comprimido, aerosoles, disolventes, amoníaco, sustancias abrasivas ni limpiadores que contengan peróxido de hidrógeno para limpiar el iPod mini.

Volver al principio.

 

Más información

La información sobre productos no fabricados por Apple, o sobre sitios web independientes no controlados ni comprobados por Apple, se proporciona sin ningún tipo de recomendación ni respaldo. Apple no se responsabiliza de la selección, rendimiento o uso de sitios web o productos de terceros. Apple no emite ninguna declaración sobre la exactitud o fiabilidad de sitios web de terceros. El uso de Internet conlleva riesgos inherentes. Ponte en contacto con el proveedor para obtener información adicional. Otros nombres de empresas o productos pueden ser marcas registradas de sus respectivos propietarios.

Fecha de publicación: