Cómo reparar un disco del Mac con la Utilidad de Discos

Utiliza la función Primera Ayuda de la Utilidad de Discos para buscar y reparar errores del disco.

Con la Utilidad de Discos es posible buscar y reparar errores relacionados con el formato y la estructura de directorios de un disco del Mac. Algunos errores pueden provocar un comportamiento inesperado al usar el Mac y otros más graves incluso pueden impedir que el Mac arranque.

Antes de continuar, no olvides hacer una copia de seguridad de tu Mac por si necesitases recuperar archivos dañados o si la Utilidad de Discos encuentra errores que no puede reparar.

Abrir la Utilidad de Discos

En general, puedes abrir Utilidad de Discos desde la carpeta Utilidades de la carpeta Aplicaciones. Sin embargo, si el Mac no arranca por completo o quieres reparar el disco desde el que se inicia el Mac, abre Utilidad de Discos desde Recuperación de macOS.

  1. Determina si utilizas un Mac con un procesador Apple Silicon y sigue los pasos correspondientes:
    • Procesador Apple Silicon: enciende el Mac y mantén pulsado el botón de encendido hasta que veas la ventana de opciones de arranque. Haz clic en el icono de engranaje con la etiqueta Opciones y, a continuación, en Continuar.
    • Procesador Intel: enciende el Mac e inmediatamente después mantén pulsadas estas dos teclas hasta que veas el logotipo de Apple u otra imagen: Comando (⌘) y R.
  2. Es posible que se te pida seleccionar un usuario cuya contraseña conozcas. Selecciónalo y, a continuación, haz clic en Siguiente e introduce su contraseña de administrador.
  3. En la ventana Utilidades de Recuperación de macOS, selecciona Utilidad de Discos y haz clic en Continuar.

 


Seleccionar tu disco en Utilidad de Discos

Elige Visualización > Mostrar todos los dispositivos (si está disponible) en la barra de menús o la barra de herramientas en la Utilidad de Discos.

Utilidad de Discos: mostrar todos los dispositivos

Ahora, en barra lateral de la Utilidad de Discos deberías ver todos los discos y dispositivos de almacenamiento disponibles, empezando por tu disco de arranque. Y debajo de cada disco, deberías ver los contenedores y volúmenes de dicho disco. ¿No ves tu disco?

Utilidad de Discos: contenedores y volúmenes
En este ejemplo, el disco de arranque (APPLE HDD) tiene un contenedor y dos volúmenes (Macintosh HD, Macintosh HD - Datos). Es posible que tu disco no tenga un contenedor y que tenga un número distinto de volúmenes.

 


Reparar los volúmenes, luego los contenedores y, por último, los discos

Para cada disco que estés reparando, primero selecciona el último volumen del disco y, después, haz clic en el botón o en la pestaña “Primera Ayuda” .

Utilidad de Discos: ¿ejecutar Primera Ayuda?
En este ejemplo, el último volumen del disco es Macintosh HD - Datos.


Haz clic en Ejecutar para empezar a verificar el volumen seleccionado en busca de errores.

  • Si no ves ningún botón Ejecutar, haz clic en el botón Reparar disco.
  • Si el botón está atenuado y no puedes hacer clic en él, salta este paso para el disco, contenedor o volumen que seleccionaste.
  • Si se solicita una contraseña para desbloquear el disco, introduce tu contraseña de administrador.

Cuando la Utilidad de Discos haya terminado de verificar el volumen, selecciona el siguiente ítem sobre él en la barra lateral y, después, ejecuta de nuevo la función Primera Ayuda. Sigue subiendo en la lista y ejecuta Primera Ayuda para cada volumen en el disco, luego para cada contenedor del disco y, finalmente, en el propio disco. 

Primera Ayuda de Disco: proceso completo
En este ejemplo, el orden de reparación es Macintosh HD - Datos, Macintosh HD, Contenedor disk3 y, por último, APPLE HDD.
   

Si la Utilidad de Discos encontró errores que no puede reparar

Si la Utilidad de Discos encuentra errores que no puede reparar, utiliza la Utilidad de Discos para borrar (formatear) el disco.

Si tu disco no aparece en Utilidad de Discos

Si la Utilidad de Discos no detecta tu disco, tampoco podrá detectar ningún contenedor o volumen de dicho disco. En ese caso, sigue estos pasos:

  1. Apaga el Mac y desenchufa todos los dispositivos que no sean esenciales.
  2. Si estás reparando una unidad externa, comprueba que esté conectada directamente al Mac con un cable en buen estado. A continuación, apaga la unidad y vuelve a encenderla.
  3. Si el disco continúa sin aparecer en la Utilidad de Discos, es posible que necesites reparar el Mac. Si necesitas ayuda, contacta con el equipo de soporte técnico de Apple.  
Fecha de publicación: