Cómo actualizar a macOS Sierra

Si dispones de hardware o software que no es compatible con macOS Mojave o macOS High Sierra, es posible que puedas actualizar a macOS Sierra.

Comprueba la compatibilidad

Puedes actualizar a macOS Sierra desde OS X Lion o posterior en cualquiera de los modelos de Mac siguientes. El Mac también debe tener al menos 2 GB de memoria RAM y 8,8 GB de espacio de almacenamiento disponible.

MacBook de finales de 2009 o posterior
MacBook Air de finales de 2010 o posterior
MacBook Pro de mediados de 2010 o posterior
Mac mini de mediados de 2010 o posterior
iMac de finales de 2009 o posterior
Mac Pro de mediados de 2010 o posterior

Para encontrar el modelo de Mac, la memoria, la capacidad de almacenamiento y la versión de macOS, selecciona Acerca de este Mac en el menú Apple. Si el Mac no es compatible con macOS Sierra, el instalador así te lo indicará.

  

Haz una copia de seguridad

Antes de instalar cualquier actualización, es buena idea que hagas una copia de seguridad de tu Mac. Time Machine te facilita esta tarea, aunque también hay otros métodos de copia de seguridad. Aprende a realizar una copia de seguridad del Mac.

  

Conéctate

La descarga e instalación de macOS lleva tiempo, de modo que asegúrate de disponer de una conexión fiable a Internet. Si utilizas un ordenador Mac portátil, conéctalo al alimentador de corriente. 

  

Descarga macOS Sierra

Para obtener la mejor seguridad y las características más recientes, comprueba si puedes actualizar a macOS Mojave, la versión más reciente del sistema operativo Mac.

Si sigues necesitando macOS Sierra, utiliza este vínculo del App Store: Obtener macOS Sierra. Para descargarlo, el Mac debe utilizar macOS High Sierra o anterior.

  

Comienza la instalación

Después de la descarga, el instalador aparecerá automáticamente.

Haz clic en Continuar y sigue las instrucciones que aparecen en pantalla. Tal vez te sea más sencillo comenzar la instalación de noche, de modo que pueda completarse a lo largo de la madrugada, si es necesario. 

 

 

Deja que la instalación se complete

Deja que la instalación se complete sin poner el Mac en reposo ni cerrar la tapa. Durante la instalación de macOS y de las actualizaciones correspondientes del firmware, el Mac podría reiniciarse o mostrar una barra de progreso o una pantalla en blanco en diversas ocasiones.

  

Más información

Fecha de publicación: