Mantener el Apple Watch a una temperatura de funcionamiento adecuada

Obtén más información sobre las temperaturas de funcionamiento adecuadas del Apple Watch. Consulta los consejos para mantener esas temperaturas y manipular tu dispositivo de forma segura.

El Apple Watch se ha diseñado para funcionar a temperatura ambiente, entre 0° y 35 °C (entre 32° y 95 °F) y se debe almacenar a una temperatura ambiente de entre -20° y 45 °C (-4° y 113 °F). Por ejemplo, no debes dejar el Apple Watch expuesto a la luz directa del sol durante largos periodos de tiempo ni dejarlo en el coche en días de mucho calor. Al guardar y usar el dispositivo fuera del intervalo de temperaturas recomendado se podría reducir la duración de la batería o provocar otros daños.

Más información sobre la gestión de la temperatura para el Apple Watch

En caso necesario, el Apple Watch regulará su temperatura interna. Hay varias cosas de las que te debes percatar cuando se produce esta situación:

  • Los tiempos de carga pueden aumentar o la carga se podría detener.
  • La iluminación de la pantalla podría atenuarse.
  • Las transferencias de datos podrían ponerse en pausa o ralentizarse.
  • Las apps se podrían cerrar.
  • En el Apple Watch Series 3 (GPS + Cellular), es posible que no tengas una conexión de datos móviles o que no puedas hacer o recibir llamadas. Si esto ocurre, el botón de datos móviles del Centro de control se muestra de color rojo. La funcionalidad normal de datos móviles se reanuda después de que el Apple Watch se enfríe. Sin embargo, puedes seguir haciendo llamadas de emergencia.

      

Si el Apple Watch se expone a temperaturas por encima de lo normal, tan solo muestra un termómetro de color rojo y la hora. Haz lo siguiente:

  1. Si llevas puesto el dispositivo, apágalo y quítatelo de la muñeca.
    Si el Apple Watch se está cargando, quítalo del cargador.
  2. Lleva el Apple Watch a un lugar más fresco y deja que se enfríe antes de volver a encenderlo o de seguir cargándolo.
  3. Si vas a hacer una llamada telefónica con un Apple Watch Series 3 (GPS + Cellular) en una zona con una señal móvil débil, desplázate a una ubicación con una señal más fuerte.

Manipular el Apple Watch y sus accesorios con seguridad

El Apple Watch, su adaptador de corriente y el cable de carga magnético del Apple Watch siguen los estándares y límites de temperatura de superficie aplicables. Incluso dentro de estos límites, un contacto constante con superficies calientes durante largos períodos de tiempo puede causar molestias o lesiones.

Aquí encontrarás algunos consejos de seguridad:

  • Ten en cuenta que el Apple Watch, su adaptador de corriente y el cable de carga magnético del Apple Watch se calientan cuando se conectan a una fuente de alimentación.
  • Cuando están conectados, el Apple Watch, los cables de carga magnéticos del Apple Watch y los adaptadores de corriente no deben estar en contacto directo con la piel.
  • Mientras se está cargando, el Apple Watch, el adaptador de corriente y el cable de carga magnético del Apple Watch deben estar en una zona bien ventilada. Por ejemplo, no hay que cubrir estos dispositivos si se están cargando o están conectados a fuentes de alimentación.
  • El uso de datos móviles en el Apple Watch Series 3 (GPS + Cellular) podría calentar el dispositivo. 
  • Quítate el Apple Watch si se calienta demasiado y te molesta. Ten mucho cuidado si por alguna afección que sufras no puedes detectar correctamente el calor en el cuerpo.

El Apple Watch, su adaptador y el cable de carga magnético del Apple Watch cumplen con el estándar de Seguridad de equipo de tecnología de información IEC 60950-1:2005 + A1:2009 +A2:2013. Muchos países y regiones han adoptado este estándar de seguridad. Por ejemplo, se conoce como:

  • UL 60950-1 en Estados Unidos
  • CSA 60950-01 en Canadá
  • EN 60950- en Europa
  • AS/NZS 60950:1 en Australia y Nueva Zelanda
Fecha de publicación: