Cómo mantener el iPhone, iPad y iPod touch a una temperatura de funcionamiento adecuada

Más información acerca de las temperaturas de funcionamiento y la gestión de la temperatura del iPhone, el iPad y el iPod touch (4.ª generación y posterior).

Utiliza los dispositivos iOS en entornos donde la temperatura ambiente oscile entre los 0 y los 35 °C. Una temperatura muy alta o muy baja puede provocar cambios en el comportamiento del dispositivo para regularla. Utilizar un dispositivo iOS en entornos muy fríos fuera de su intervalo de funcionamiento puede acortar temporalmente la duración de la batería y el dispositivo podría apagarse. La duración de la batería volverá a ser la normal cuando traslades el dispositivo a un entorno con una temperatura ambiente más elevada.

Guarda el dispositivo en un lugar donde la temperatura se mantenga entre -20 y 45 °C. No dejes el dispositivo en el coche, ya que las temperaturas en los coches aparcados pueden exceder estos límites.

El dispositivo podría calentarse

Cuando uses el dispositivo o cargues la batería, puede que el dispositivo se caliente. Puede que notes que el dispositivo se calienta en estas situaciones:

  • Cuando configuras el dispositivo por primera vez
  • Cuando restauras desde una copia de seguridad
  • Cuando las apps indexan o analizan datos nuevamente, como etiquetados de fotos para rostros, lugares o palabras clave después de una actualización de software

Estas condiciones son normales y el dispositivo regresará a una temperatura habitual al finalizar.

He aquí algunas de las condiciones de temperatura ambiente más elevadas y actividades que podrían modificar el rendimiento y el comportamiento del dispositivo:

  • Dejar el dispositivo en el coche un día caluroso.
  • Dejar el dispositivo expuesto a la luz solar directa durante un largo periodo de tiempo.
  • Jugar con un juego que requiere mucha potencia gráfica o utilizar ciertas prestaciones, como la función GPS o de navegación en un coche, en condiciones de calor o exposición a la luz solar directa durante un largo periodo de tiempo.

Si el dispositivo se calienta demasiado

Si la temperatura interna del dispositivo supera el intervalo de funcionamiento normal, el dispositivo protegerá sus componentes internos intentando regular su temperatura. Si esto ocurre, puede que observes estos cambios:

  • La carga, incluida la carga inalámbrica, se ralentiza o se detiene.
  • La pantalla se atenúa o se apaga.
  • Las antenas de telefonía móvil entran en un estado de bajo consumo. Puede que la señal se debilite durante este periodo.
  • El flash de la cámara se desactiva temporalmente.

Además, si estás navegando, puede que el dispositivo muestre esta alerta y apague la pantalla: “Temperatura: el iPhone necesita enfriarse”. La navegación aún proporciona indicaciones giro a giro y audibles. A medida que te vayas acercando a un giro, la pantalla se iluminará para guiarte.

Si ves una pantalla de advertencia de temperatura

Si la temperatura del dispositivo supera un umbral de temperatura determinado, aparecerá una advertencia en la pantalla parecida a esta:

Un iPhone que muestra este mensaje puede que aún sea capaz de realizar llamadas de emergencia.

Para reanudar el funcionamiento del dispositivo lo antes posible, apágalo, trasládalo a un entorno más fresco y deja que se enfríe.

Acerca del estándar de seguridad

Los dispositivos iOS cumplen con el estándar de Seguridad de equipo de tecnología de información IEC 60950-1, 2005 + A1: 2012. Muchos países y regiones han adoptado este estándar de seguridad:

  • UL 60950-1 en Estados Unidos
  • CSA 60950-01 en Canadá
  • EN60950-1 en Europa
  • AS/NZS 60950:1 en Australia y Nueva Zelanda

Fecha de publicación: