Instalar Windows 10 en el Mac con el Asistente Boot Camp

Boot Camp te permite instalar Microsoft Windows 10 en un Mac y, a continuación, cambiar entre macOS y Windows cuando reinicies el ordenador.

Asistente Boot Camp en un MacBook Pro

Qué necesitas para instalar Windows 10 en un Mac

Uno de estos modelos de Mac:

  • iMac de 2012 o modelos posteriores1
  • iMac Pro (todos los modelos)
  • Mac Pro de 2013
     

Las actualizaciones más recientes de macOS, que incluyen actualizaciones del Asistente Boot Camp. Utilizarás el Asistente Boot Camp para instalar Windows 10.

64 GB o más de espacio de almacenamiento libre en el disco de arranque del Mac:

  • Puedes tener solo 64 GB de espacio de almacenamiento libre, pero se logra la mejor experiencia con al menos 128 GB. Las actualizaciones automáticas de Windows requieren ese espacio o más.
  • Si tu Mac tiene 128 GB de memoria (RAM) o más, el instalador de Windows necesita al menos tanto espacio de almacenamiento libre como RAM tengas. Por ejemplo, si tu Mac tiene 256 GB de memoria, el disco de inicio debe tener al menos 256 GB de espacio de almacenamiento libre para Windows.

Una unidad flash USB externa con una capacidad de almacenamiento de 16 GB o más, salvo que utilices un Mac que no requiera una unidad flash para instalar Windows.

Una versión de 64 bits de Windows 10 Home o Windows 10 Pro en una imagen de disco (ISO) u otro medio de instalación:


Cómo se instala Windows 10 en el Mac

Para instalar Windows, utiliza el Asistente Boot Camp. Se encuentra en la carpeta Utilidades de tu carpeta Aplicaciones.

1. Utiliza el Asistente Boot Camp para crear una partición de Windows

Abre el Asistente Boot Camp y sigue las instrucciones en pantalla:

  • Si se indica que insertes una unidad USB, conecta tu unidad flash USB al Mac. El Asistente Boot Camp creará con ella una unidad USB de arranque para la instalación de Windows.
  • Cuando el Asistente Boot Camp te pida que establezcas el tamaño de la partición de Windows, recuerda los requisitos de espacio de almacenamiento mínimo de la sección anterior. Indica un tamaño de partición que satisfaga tus necesidades, ya que no es posible cambiarlo posteriormente.

2. Formatea la partición de Windows (BOOTCAMP)

Cuando el Asistente Boot Camp termina, el Mac se reinicia y muestra el instalador de Windows. Si el instalador pregunta dónde instala Windows, selecciona la partición BOOTCAMP y haz clic en Formatear. En la mayoría de los casos, el instalador selecciona y formatea la partición BOOTCAMPT automáticamente.

3. Instala Windows

Desconecta todos los dispositivos externos, como pantallas y unidades adicionales, que no sean necesarios durante la instalación. Después, haz clic en Siguiente y sigue las instrucciones que aparecen en la pantalla para empezar a instalar Windows.

4. Usa el instalador de Boot Camp en Windows

Una vez finalizada la instalación de Windows, el Mac arranca en Windows y se abre la ventana “Instalador de Boot Camp”. Sigue las instrucciones en pantalla para instalar Boot Camp, incluido el software de compatibilidad con Windows (controladores). Se mostrará una ventana pidiéndote que reinicies cuando acabes.

Si el instalador de Boot Camp no se abre automáticamente, tendrás que abrirlo de forma manual y usarlo para completar la instalación.


Cómo cambiar entre Windows y macOS

Reinicia y mantén pulsada la tecla Opción (o Alt) ⌥ durante el arranque para cambiar entre Windows y macOS.


Más información

Si tienes uno de estos modelos de Mac con OS X El Capitan 10.11 o posterior, no necesitas una unidad flash USB para instalar Windows:

  • iMac de 2015 o modelos posteriores
  • iMac Pro (todos los modelos)
  • Mac Pro de finales de 2013
     

Para obtener más información sobre el uso de Windows en el Mac, abre el Asistente Boot Camp y haz clic en el botón Abrir Ayuda de Boot Camp.


1. Si estás instalando Windows y macOS Mojave en un iMac (27 pulgadas, finales de 2012), iMac (27 pulgadas, finales de 2013) o iMac (Retina 5K, 27 pulgadas, finales de 2014), y el Mac está configurado con un disco duro de 3 TB, obtén información sobre una alerta que puede aparecer durante la instalación.

2. Estos modelos de Mac podían adquirirse con discos duros de 128 GB. Apple recomienda discos duros de 256 GB o más, de modo que puedas crear una partición de Boot Camp de al menos 128 GB.
  

La información sobre productos no fabricados por Apple, o sobre sitios web independientes no controlados ni comprobados por Apple, se proporciona sin ningún tipo de recomendación ni respaldo. Apple no se responsabiliza de la selección, rendimiento o uso de sitios web o productos de terceros. Apple no emite ninguna declaración sobre la exactitud o fiabilidad de sitios web de terceros. El uso de Internet conlleva riesgos inherentes. Ponte en contacto con el proveedor para obtener información adicional. Otros nombres de empresas o productos pueden ser marcas registradas de sus respectivos propietarios.

Fecha de publicación: