Si tu Mac se reinicia espontáneamente o muestra un mensaje que indica que se ha reiniciado o apagado a causa de un problema

En casos poco habituales, tu Mac podría reiniciarse espontáneamente, dejar de responder, apagarse, o bien mostrar un mensaje que indica que el ordenador se ha reiniciado o apagado a causa de un problema.

Acerca de los reinicios inesperados

En casos poco habituales, tu Mac podría toparse con un problema irrecuperable que afecte a todas las apps abiertas. Cuando esto sucede, debes reiniciar tu Mac. En ocasiones esto se produce por lo que se conoce como un "fallo de kernel" debido a que una parte subyacente del sistema operativo (el "kernel") determina que existe un problema que requiere el reinicio del ordenador.

Si tu ordenador experimenta un fallo de kernel, puede aparecer un mensaje durante unos segundos en el que se explica que el ordenador se ha reiniciado: "El ordenador se ha reiniciado debido a un problema. Para continuar con el arranque, pulse cualquier tecla o espere unos segundos". Tras un momento, el ordenador continúa con el arranque. 

Evitar reinicios inesperados

En la mayoría de los casos, los problemas que provocan fallos de kernel no están causados por un problema del Mac propiamente. Normalmente, los causa el software que se ha instalado o un problema con el hardware conectado. 

Para ayudar a prevenir fallos de kernel, instala todas las actualizaciones de software disponibles hasta que Actualización de Software indique “El software está actualizado”. Las actualizaciones de OS X ayudan al Mac a gestionar los tipos de problemas que pueden causar fallos de kernel, como paquetes de red erróneos o problemas con software de otros fabricantes. Para solucionar la mayoría de los fallos de kernel, lo único que debes hacer es actualizar el software.

Después de que el equipo se reinicie

Una vez que tu Mac se reinicia correctamente, aparece el siguiente mensaje de alerta: "Ha apagado el ordenador debido a un problema".


Haz clic en Abrir para volver a abrir las apps que estaban activas antes del reinicio. Si crees que el problema puede haberlo provocado una de las apps que estabas utilizando, haz clic en Cancelar. Si no haces clic en ninguna de las opciones, pasados 60 segundos OS X continúa de forma automática como si hubieses hecho clic en Abrir.

Nota: Si tu ordenador no puede recuperarse del problema, puede que se reinicie repetidamente y, a continuación, se apague. Si esto sucede, o si el mensaje "El ordenador se ha reiniciado debido a un problema" aparece con frecuencia, consulta la sección Información adicional de este artículo para obtener ayuda.

Informar del problema a Apple

Después de iniciar sesión, OS X te informa de que "El ordenador se ha reiniciado debido a un problema".

Haz clic en "Informar…" si deseas ver los detalles relacionados con el problema. También puedes enviar estos detalles a Apple. Si envías los detalles, ayudarás a Apple a investigar los tipos de problemas que hacen que surjan estos fallos de kernel. Al revisar el informe se pueden encontrar otras pistas que apunten al origen del problema. 

Nota: Si aparece el término "machine check" en el campo "Detalles del problema y configuración del sistema" de este informe, puede ser que el problema esté relacionado con el hardware. Consulta la sección Información adicional de este artículo para obtener ayuda.

Haz clic en Aceptar para enviar el informe a Apple o cierra la ventana para descartar el informe. Si el problema no vuelve a producirse durante las siguientes semanas, probablemente se haya solucionado.

Software que se sabe que provoca fallos de kernel

OS X Mavericks te ayuda a corregir fallos de kernel relacionados con software que puedas haber instalado. Si se conoce la causa del fallo de kernel, Mavericks te ofrece ayuda para desactivar el software en cuestión:

  • Si aparece "Más información…", haz clic en esta opción para ver más detalles relacionados con el problema, incluidas las posibles soluciones y soluciones alternativas.
  • Al seleccionar la opción "Ignorar" no se modifica el software que pueda estar relacionado con el problema.
  • La opción "Trasladar a la papelera" mueve el software que probablemente esté relacionado con el problema a la Papelera, pero esta no se vacía de forma automática. Cuando seleccionas esta opción, aparece una hoja adicional:

  1. Haz clic en "Reiniciar" para desactivar el software que puede haber causado el problema.
  2. Cuando se te pida, especifica el nombre y la contraseña de administrador.
  3. Haz clic en "Trasladar a la papelera".
  4. Después del reinicio, el software relacionado aparece en la Papelera.
    Haz clic en el icono de la Papelera en el Dock para ver qué software se ha eliminado. 
    Ponte en contacto con el desarrollador del software para ver si hay alguna actualización disponible o para obtener más información.
  5. Vacía la Papelera si quieres eliminar el software de otros fabricantes de forma permanente.

Más información

Lee la información siguiente para aprender más acerca de cómo diagnosticar y solucionar un fallo de kernel recurrente.

Solución de un fallo de kernel recurrente

Diagnosticar un fallo de kernel recurrente puede ser difícil. Si necesitas ayuda con este proceso, considera la posibilidad de llevar tu Mac a un Genius de una tienda Apple Store o a un Proveedor de servicios autorizado Apple para obtener ayuda. Si tienes pensado acudir a una tienda Apple Store, puedes pedir cita (solo disponible en algunos países y regiones).

Consejo: Para facilitar el diagnóstico de un fallo de kernel recurrente, apunta la fecha y la hora a la que se produzca y cualquier información que aparezca junto con el mensaje de fallo de kernel.

  • ¿Estaba el ordenador arrancando, apagándose o realizando alguna tarea concreta cuando se produjo el fallo de kernel? 
  • ¿El fallo de kernel es intermitente o sucede siempre que haces algo en concreto? Por ejemplo, ¿se produce cuando juegas a un juego en particular o cuando imprimes?
  • ¿Ocurre solo cuando un dispositivo externo concreto está conectado o cuando se conecta un dispositivo a un puerto determinado?

Determinar si la causa del problema es el hardware o el software

Para tratar de saber si el problema está relacionado con el software o el hardware, utiliza el ordenador con una instalación nueva de OS X en un disco externo.

  1. Inicia el Mac desde la Recuperación de OS X
    Si un fallo de kernel se sigue produciendo cuando inicias desde la Recuperación, es probable que se trate de un problema de hardware. Consulta la sección "Solución de problemas de hardware", a continuación, para obtener más información.
  2. Abre la Utilidad de Discos y utiliza "Reparar disco" en el disco duro interno del Mac (llamado Macintosh HD de forma predeterminada).

    Importante: Si la Utilidad de Discos no puede reparar el disco interno, deberías hacer una copia de seguridad de todos tus datos importantes inmediatamente y, si es posible, volver a formatear el disco. Considera la posibilidad de llevar el Mac a un Genius de una tienda Apple Store o a un Proveedor de servicios autorizado Apple para continuar con el diagnóstico. Asegúrate de pedirles que, si fuera necesario formatear o sustituir la unidad, se pongan en contacto contigo para derivar tu caso a un servicio especial de recuperación de datos. Si tienes pensado acudir a una tienda Apple Store, puedes pedir cita (solo disponible en algunos países y regiones).
     
  3. Conecta una unidad externa con 10 GB de espacio libre como mínimo. Nota: Asegúrate de que la unidad externa no provoca fallos de kernel y de que es el único dispositivo conectado al puerto USB, FireWire o Thunderbolt. Para asegurarte de que la unidad no provoca fallos de kernel, conéctala con sus cables a otro Mac. 
  4. Instala OS X en un volumen externo.
  5. Arranca desde la unidad externa.
  6. Utiliza Actualización de Software para instalar todas las actualizaciones hasta que te indique “El software está actualizado”.
  7. No instales software adicional en la unidad externa; en vez de eso, utiliza las aplicaciones de Apple para navegar por la Web, ver películas en QuickTime, enviar correos electrónicos, imprimir, escanear y/o demás actividades. Sigue utilizando tu Mac durante el tiempo que normalmente tarda en producirse el problema.
  8. Si se produce un fallo de kernel, ve a la sección "Solución de problemas de hardware", a continuación, para seguir con el diagnóstico del problema.
    Si no se produce ningún fallo, ve a la sección "Solución de problemas de software", más adelante, para continuar con el diagnóstico del problema.

Solución de problemas de hardware

Desconecta la unidad externa que has utilizado en la prueba para determinar si el fallo de kernel se debe a un problema de hardware.

Comprueba los periféricos en primer lugar

Pasa a la sección siguiente si no tienes dispositivos conectados al Mac.

  1. Apaga el Mac.
  2. Desconecta todos los periféricos. Si tu Mac es de sobremesa, asegúrate de que lo único que hay conectado es una pantalla y un teclado Apple, con un ratón o un trackpad Apple.
  3. Enciende tu Mac.
  4. Utiliza tu Mac durante el tiempo que normalmente tarda en producirse el fallo de kernel.
  5. Si se produce un fallo de kernel: pasa a la sección siguiente para comprobar la RAM interna y el hardware de otros fabricantes.
    Si no se produce un fallo de kernel: apaga el Mac, conecta los periféricos de uno en uno y ve probando hasta que se produzca el fallo de kernel.
    • Nota: La causa del fallo de kernel puede ser la combinación de periféricos. Desconecta los periféricos de uno en uno para ver si provocan el fallo de kernel. Si no se produce el fallo de kernel, continúa añadiendo periféricos hasta que descubras cuál de ellos lo provoca. 

Comprueba la RAM interna y el hardware de otros fabricantes

  1. Apaga el Mac.
  2. Vuelve a insertar la RAM de Apple y quita la RAM y el hardware interno de otros fabricantes. Si no dispones de la RAM de Apple que venía con tu equipo, reinserta la RAM de otros fabricantes.
  3. Enciende tu Mac.
  4. Utiliza tu Mac durante el tiempo que normalmente tarda en producirse el fallo de kernel.
  5. Si no se produce ningún fallo de kernel: Puede que sea necesario sustituir la RAM o el hardware interno de otros fabricantes.
    Si se produce un fallo de kernel: lleva tu Mac a una tienda Apple Store o a un Proveedor de servicios autorizado Apple para solicitar mantenimiento y asistencia técnica. Asegúrate de pedirles que, si fuera necesario formatear o sustituir la unidad, se pongan en contacto contigo para derivar tu caso a un servicio especial de recuperación de datos. Si tienes pensado acudir a una tienda Apple Store, puedes pedir cita (solo disponible en algunos países y regiones).

Solución de problemas de software

Desconecta la unidad externa utilizada en la prueba anterior para determinar si el fallo de kernel se debe a un problema de software.

  1. Inicia el Mac desde la Recuperación de OS X y vuelve a instalar OS X en tu Mac.
  2. Inicia el ordenador desde la instalación de OS X que acabas de crear.
  3. Utiliza Actualización de Software para instalar todas las actualizaciones hasta que te indique “El software está actualizado”.
  4. Descarga e instala todas las actualizaciones de software de otros fabricantes disponibles, en especial drivers y extensiones del kernel.
         Por ejemplo:
    • Software de virtualización 
    • Drivers para tarjetas de vídeo complementarias de otros fabricantes
    • Software antivirus
    • Software de red (especialmente software que activa dispositivos de red de otros fabricantes) 
    • Software de compatibilidad de sistema de archivos complementario; por ejemplo, software que te permite escribir en discos con formato NTFS.

Si el problema continúa, tendrás que borrar e instalar OS X de la forma siguiente:

  1. Inicia el Mac desde la Recuperación de OS X.
  2. Realiza una copia de seguridad de imagen de disco de la unidad interna mediante Utilidad de Discos en una unidad externa con espacio libre suficiente.
  3. Borra la unidad interna con Utilidad de Discos.
  4. Instala OS X.
  5. Arranca desde la unidad interna.
  6. Utiliza Actualización de Software para instalar todas las actualizaciones hasta que te indique “El software está actualizado”.
  7. Vuelve a instalar tus apps de otros fabricantes y copia tus datos de usuario desde la copia de seguridad de imagen de disco que creaste en el paso 2. 
    Nota: Evita copiar datos desde las carpetas /Librería y /Sistema en tu copia de seguridad de imagen de disco.

Información avanzada sobre fallos de kernel y registros de fallos

Puedes examinar los registros de fallos de kernel para obtener más información. El texto del fallo de kernel se añadirá al registro tras reiniciar el ordenador, siempre y cuando no hayas restablecido la PRAM (el texto del fallo de kernel se almacena en la PRAM hasta el reinicio). En Mac OS X v10.6 o posterior, los registros se guardan en /Librería/Logs/DiagnosticReports.

El registro puede contener información que les sirva de ayuda a los desarrolladores para investigar un problema de software. La información también puede proporcionar pistas en cuanto al posible origen del fallo de kernel. 

Explicación y depuración de fallos de kernel – Esta nota técnica trata sobre los fallos de kernel: explica qué son, cómo interpretar los registros de fallos de kernel y cómo depurar el código que provocó el fallo.

Volcados del núcleo de kernel – Esta nota técnica explica cómo puedes habilitar volcados remotos del núcleo de kernel, que se utilizan para recopilar datos sobre el fallo de kernel.

Nota: Si eres desarrollador de software, la configuración de arranque y las marcas de depuración pueden provocar diferentes síntomas de fallos de kernel.

La información sobre productos no fabricados por Apple, o sobre sitios web independientes no controlados ni comprobados por Apple, se proporciona sin ningún tipo de recomendación ni respaldo. Apple no se responsabiliza de la selección, rendimiento o uso de sitios web o productos de terceros. Apple no emite ninguna declaración sobre la exactitud o fiabilidad de sitios web de terceros. El uso de Internet conlleva riesgos inherentes. Ponte en contacto con el proveedor para obtener información adicional. Otros nombres de empresas o productos pueden ser marcas registradas de sus respectivos propietarios.

Fecha de publicación: