Batería y rendimiento del iPhone

Comprende el rendimiento del iPhone y su relación con el uso de la batería.

Tu iPhone está diseñado para ofrecerte una experiencia sencilla. Esto solo es posible gracias a una combinación de tecnología punta e ingeniería avanzada. La batería y el rendimiento son aspectos tecnológicos de gran importancia. Las baterías constituyen una tecnología compleja, ya que existen una serie de variables que contribuyen a su rendimiento y al del iPhone en cuestión. Todas las baterías recargables son productos consumibles con una vida útil limitada: con el tiempo, su capacidad y rendimiento disminuyen, por lo que es necesario reemplazarlas. A medida que pasan los años, es posible que notes cambios en el rendimiento del iPhone a causa de la salud de la batería. Hemos creado este documento para dar más información sobre esta cuestión a nuestros usuarios.

Acerca de las baterías de iones de litio

Las baterías del iPhone utilizan la tecnología de iones de litio. En comparación con la tecnología de las baterías de las generaciones anteriores, las de iones de litio se cargan más rápidamente, tardan más tiempo en agotarse y ofrecen una mayor densidad energética para que duren más en un formato más ligero. Actualmente, la tecnología de iones de litio es la opción más eficiente para tu dispositivo. Obtén más información sobre las baterías de iones de litio.

Cómo potenciar al máximo el rendimiento de la batería

La “duración de la batería” es el tiempo que dura encendido un dispositivo sin necesidad de recargarse. La “vida útil de la batería” es el tiempo que dura la batería hasta que se debe reemplazar. Un factor que afecta a la vida útil y la duración de la batería es el conjunto de usos que le das a tu dispositivo. Independientemente del uso que le des, existen formas para reducir el impacto en la vida útil. La vida útil de una batería está relacionada con su “edad química”, que no se ciñe únicamente al paso del tiempo. Incluye diferentes factores, como la cantidad de ciclos de carga y el cuidado que se le haya dado. Sigue estos consejos para potenciar al máximo el rendimiento de la batería y ampliar su vida útil. Por ejemplo, mantén la batería del iPhone cargada a media capacidad cuando guardes el dispositivo durante un periodo prolongado. Otro consejo es evitar cargar el iPhone o dejarlo en entornos muy calurosos (por ejemplo, exponerlo directamente al sol durante un largo periodo de tiempo).

Qué sucede cuando las baterías envejecen químicamente

Todas las baterías recargables son componentes consumibles que pierden efectividad a medida que envejecen químicamente. 

A medida que las baterías de iones de litio envejecen químicamente, la cantidad de carga que pueden mantener disminuye, lo que implica que los periodos de tiempo que aguanta el dispositivo antes de que sea necesario volver a cargarlo sean más cortos. Podemos referirnos a esto como la capacidad máxima de la batería, es decir, la cantidad de capacidad de la batería en comparación con cuando era nueva. Además, la capacidad de una batería de ofrecer un rendimiento instantáneo máximo, o “potencia máxima”, puede disminuir. Para que un teléfono funcione correctamente, los componentes electrónicos se sirven de la batería para obtener potencia instantánea. Un atributo que afecta a esta distribución instantánea de energía es la impedancia de la batería. Es posible que una batería con una impedancia alta no pueda suministrar suficiente energía para el sistema. La impedancia puede aumentar si la batería tiene una edad química mayor. La impedancia aumentará temporalmente cuando la carga de la batería esté baja y se encuentre en un entorno de temperaturas frías. En estas condiciones, y con una edad química mayor, el aumento de la impedancia será considerable. Estas características de la química de las baterías son comunes a todas las baterías de iones de litio del sector.

Cuando la energía se tome de una batería con un alto nivel de impedancia, su voltaje descenderá en gran medida. Los componentes electrónicos necesitan un voltaje mínimo para funcionar correctamente. Entre estos componentes se incluyen el almacenamiento interno del dispositivo, sus circuitos de alimentación y la propia batería. El sistema de administración de energía determina la capacidad de la batería para facilitar dicha energía y gestiona las cargas para mantener las operaciones. Cuando no sea posible ofrecer soporte a las operaciones con todas las capacidades del sistema de administración de energía, este se apagará para preservar los componentes electrónicos. Si bien este apagado es intencional por parte del dispositivo, puede resultar inesperado para el usuario.

Prevenir apagados inesperados

Los usuarios pueden experimentar apagados inesperados cuando la carga de la batería está baja, si la edad química es avanzada o si el dispositivo se encuentra en un lugar con temperaturas frías. En casos extremos, los apagados pueden producirse más frecuentemente, lo que puede tener como consecuencia que el dispositivo sea poco fiable o no se pueda utilizar. En el caso del iPhone 6, iPhone 6 Plus, iPhone 6s, iPhone 6s Plus, iPhone SE, iPhone 7 y iPhone 7 Plus, iOS administra de forma dinámica los picos de rendimiento para evitar que el dispositivo se apague de forma inesperada, de forma que se pueda seguir utilizando. Esta función de administración del rendimiento es específica del iPhone y no se encuentra en ningún otro producto de Apple. A partir de iOS 12.1, el iPhone 8, iPhone 8 Plus y iPhone X incluyen esta función, pero la administración del rendimiento puede resultar menos evidente a causa del diseño del hardware y software, que es más avanzado.

La administración del rendimiento funciona según la combinación de la temperatura del dispositivo, la carga de la batería y su impedancia. Solo si lo requieren estas variables, iOS administrará dinámicamente el rendimiento máximo de algunos componentes del sistema, como la CPU y GPU, para evitar apagados inesperados. De esta forma, las cargas de trabajo del dispositivo se autoajustarán para poder distribuir las tareas del sistema de forma más uniforme, en lugar de que se produzcan picos de rendimiento rápidos y de mayor tamaño al mismo tiempo. En algunos casos, es posible que un usuario no perciba ninguna diferencia en el rendimiento diario de su dispositivo. La percepción de los cambios dependerá del grado de administración del rendimiento que se necesite para un dispositivo en concreto.

En los casos en los que se necesiten formas extremas de administración del rendimiento, es posible que el usuario note efectos como los siguientes:

  • Mayores tiempos de inicio de una app
  • Frecuencias de fotogramas inferiores al desplazarse
  • Atenuación de la retroiluminación (que se puede redefinir en el Centro de control)
  • Disminución del volumen del altavoz hasta 3 dB
  • Reducciones graduales de la frecuencia de fotogramas en algunas apps
  • Durante los casos más extremos, se desactivará el flash de la cámara (se indicará en la interfaz de esta)
  • Es posible que sea necesario volver a cargar las apps que se actualizan en segundo plano cuando se inicien

Muchas de las funciones fundamentales no se verán afectadas por esta función de administración del rendimiento. Entre ellas se incluyen las siguientes:

  • Calidad de las llamadas por red móvil y rendimiento de la tasa de transferencia de red
  • Calidad de las fotos y los vídeos tomados
  • Rendimiento del GPS
  • Precisión de la ubicación
  • Sensores como el giroscopio, acelerómetro y barómetro
  • Apple Pay

Cuando queda poca batería y el dispositivo se encuentra en un ambiente de bajas temperaturas, los cambios en la administración del rendimiento son temporales. A partir de cierta edad química de la batería, estos cambios pueden prolongarse. Esto se debe a que todas las baterías recargables son productos consumibles con una vida útil limitada que, con el tiempo, es necesario sustituir. Si este es tu caso y quieres mejorar el rendimiento de tu dispositivo, reemplazar la batería puede ser útil.

Para iOS 11.3 y posterior

iOS 11.3 o posterior mejora esta función de administración del rendimiento evaluando periódicamente el nivel de administración del rendimiento necesario para evitar apagados inesperados. Si la salud de la batería es capaz de soportar los requisitos previstos del pico de energía, la administración del rendimiento será menor. En caso de que se volviera a producir un apagado inesperado, la administración del rendimiento aumentaría. Esta evaluación es continua, lo que permite que la administración del rendimiento sea más adaptable.

El iPhone 8 y los modelos posteriores cuentan con un diseño de hardware y software más avanzado que ofrece una estimación más precisa de las necesidades energéticas y la capacidad de energía de la batería, de forma que se optimiza el rendimiento general del sistema. Esto permite un sistema de administración del rendimiento distinto que hace que iOS se anticipe a los apagados inesperados y los evite con mayor precisión. Como resultado, el impacto en la gestión del rendimiento puede ser menos evidente en el iPhone 8 y en los modelos posteriores. A lo largo del tiempo, las baterías recargables de todos los modelos de iPhone van disminuyendo en cuanto a capacidad y rendimiento, hasta que finalmente es necesario reemplazarlas.

Salud de la batería

En el caso del iPhone 6 y modelos posteriores, iOS 11.3 o posterior añade funciones nuevas para mostrar la salud de la batería e indicar cuándo es necesario reemplazarla. Encontrarás esta función en Ajustes > Batería > Salud de la batería.

Además, los usuarios pueden comprobar si la función de administración del rendimiento que gestiona de forma dinámica el rendimiento máximo para evitar los apagados inesperados está activada y desactivarla. Esta función solo se activa después de que se produzca un apagado inesperado por primera vez en un dispositivo cuya batería haya perdido capacidad para ofrecer energía instantánea máxima. Esta función está disponible en el iPhone 6, iPhone 6 Plus, iPhone 6s, iPhone 6s Plus, iPhone SE, iPhone 7 y iPhone 7 Plus. A partir de iOS 12.1, el iPhone 8, iPhone 8 Plus y iPhone X incluyen esta función, pero la administración del rendimiento puede resultar menos evidente a causa del diseño del hardware y software, que es más avanzado.

(Nota: Inicialmente, los dispositivos que se actualicen desde iOS 11.2.6 o anterior tendrán la administración del rendimiento desactivada; esta se reactivará si el dispositivo sufre un apagado inesperado más adelante).

Todos los modelos de iPhone ofrecen una administración básica del rendimiento para garantizar que la batería y el sistema en general funcionen según lo esperado, así como para proteger los componentes internos. Esto incluye el comportamiento en temperaturas altas o bajas, así como la administración del voltaje interno. Este tipo de administración del rendimiento es necesario para la seguridad y el correcto funcionamiento del dispositivo, y no puede desactivarse.

Capacidad máxima de tu batería

En la pantalla Salud de la batería se presenta información sobre la capacidad máxima de la batería y la capacidad de rendimiento máximo. 

La capacidad máxima de la batería mide la capacidad de la batería del dispositivo en comparación con cuando era nuevo. A medida que una batería envejece químicamente va perdiendo capacidad, lo que puede resultar en menos horas de uso entre cargas. Dependiendo del tiempo transcurrido entre la fabricación y la activación del iPhone, la batería puede mostrar una capacidad levemente inferior al 100 %.

Una batería normal está diseñada para retener hasta el 80 % de su capacidad original después de un ciclo de 500 cargas completas en condiciones habituales. La garantía de un año incluye cobertura de servicio en caso de que la batería esté defectuosa. Si está fuera de garantía, Apple ofrece el servicio de batería por un coste adicional. Obtén más información sobre los ciclos de carga.

 

A medida que la salud de la batería se deteriore, también puede deteriorarse su capacidad para ofrecer el rendimiento máximo. En la pantalla Salud de la batería se incluye una sección sobre la capacidad de rendimiento máximo en la que pueden aparecer los mensajes siguientes.

El rendimiento es normal

Si la batería puede soportar el rendimiento máximo normal y no se le han aplicado funciones de administración del rendimiento, verás este mensaje:

Actualmente la batería proporciona un rendimiento pico normal.

Se ha aplicado la administración del rendimiento

Si se han aplicado las funciones de administración del rendimiento, verás este mensaje:

El iPhone se ha apagado inesperadamente porque la batería no ha podido proporcionar el rendimiento pico necesario. Se gestionará el rendimiento para evitar que esto vuelva a suceder. Desactivar….

Ten en cuenta que, si desactivas la administración del rendimiento, no podrás volver a activarla. Se activará de nuevo automáticamente si se produce un apagado inesperado. La opción de desactivarla también estará disponible.

No se conoce la salud de la batería

Si iOS no es capaz de determinar la salud de la batería, verás este mensaje:

El iPhone no puede determinar la salud de la batería. Un proveedor de servicios Apple autorizado puede repararla. Más información sobre las opciones de reparación….

Esto puede deberse a una instalación inadecuada de la batería o a una pieza desconocida de esta.

Se ha desactivado la administración del rendimiento

Si desactivas la función de administración del rendimiento, verás este mensaje:

El iPhone se ha apagado inesperadamente porque la batería no ha podido proporcionar el rendimiento pico necesario. Has desactivado manualmente la protección que ofrece la gestión del rendimiento.

Si el dispositivo vuelve a sufrir un apagado inesperado, las funciones de administración del rendimiento se aplicarán de nuevo. La opción de desactivarla también estará disponible.

Ha degenerado la salud de la batería

Si la salud de la batería ha degenerado considerablemente, también aparecerá el mensaje siguiente:

La salud de la batería se ha deteriorado significativamente. Un proveedor de servicios Apple autorizado puede cambiar la batería para restablecer el rendimiento y la capacidad máximos. Más información sobre las opciones de reparación….

Este mensaje no implica un problema de seguridad. Puedes seguir usando la batería. Sin embargo, es posible que adviertas problemas con la batería y el rendimiento. Un reemplazo de la batería mejorará tu experiencia.

Mensaje importante sobre la batería

Si ves el mensaje que figura a continuación, significa que la batería del iPhone no se puede verificar. Este mensaje se aplica al iPhone XS, iPhone XS Max y iPhone XR.

No se ha podido verificar si este iPhone tiene una batería de Apple auténtica. La información sobre el estado de la batería no está disponible. Más información….

El informe sobre la salud de la batería no está disponible. Para revisar la batería, ponte en contacto con un Proveedor de servicios autorizado Apple. Obtén más información sobre las opciones de servicio.

Obtener más ayuda

Si el rendimiento de tu dispositivo se ha visto afectado por una batería deteriorada por el paso del tiempo y quieres obtener ayuda para reemplazarla, ponte en contacto con el Soporte técnico de Apple para conocer las opciones de servicio.

Obtén más información sobre la reparación y el reciclaje de las baterías.

Fecha de publicación: