Cambiar la correa del Apple Watch

Sigue los pasos siguientes para extraer la correa.

Asegúrate de que utilizas una correa que corresponda al tamaño de carcasa de tu Apple Watch. Puedes utilizar una correa diseñada para el Apple Watch (primera generación) o los Apple Watch Series 1, 2 y 3 con el Apple Watch Series 4, siempre que los tamaños sean compatibles. Las correas para carcasas de 38 mm y 40 mm son compatibles entre ellas, como lo son las correas para carcasas de 42 mm y 44 mm entre ellas.

Cambiar la correa

  1. Coloca el Apple Watch mirando hacia abajo sobre una superficie limpia, como un paño de microfibra que no suelte pelusa o una alfombrilla suave y acolchada.
  2. Si tienes una pulsera de eslabones, pulsa el botón de liberación rápida de uno de los eslabones para dividir la correa en dos partes.
  3. Mantén pulsado el botón de liberación de la correa y, después, desliza la correa para sacarla.
  4. Si la correa no se desliza, pulsa el botón de liberación de nuevo y asegúrate de mantenerlo pulsado.
  5. Asegúrate de que el texto de la correa esté mirando hacia ti y, después, desliza la nueva correa hasta que sientas y oigas un clic.

Quitar la pulsera de eslabones

Para quitar la correa del Apple Watch, primero debes dividir la pulsera de eslabones en dos partes. Mientras sacas la correa, no la fuerces ni la retuerzas. Sigue los pasos descritos a continuación para no dañar la correa ni el cierre. 

Cierra el cierre desplegable

Si está abierto, pliega ambos lados de uno en uno hasta que sientas y oigas un clic.

Mantén pulsado un botón de liberación rápida

Los botones de liberación rápida se encuentran en el interior de la pulsera. Solo tienes que mantener pulsado uno de ellos.

Separa los eslabones con cuidado

Mantén pulsado un botón de liberación rápida mientras tiras. Debes dividir la correa en dos partes antes de quitarla del Apple Watch.

Quita la correa

Mantén pulsado el botón de liberación de la correa y, después, desliza la correa para sacarla.

Obtener ayuda

Nunca fuerces la correa en la ranura. Si no sientes ni oyes un clic, desliza la correa hacia la izquierda y, después, hacia la derecha. Si la correa está bien puesta, no se deslizará sola a menos que mantengas presionado el botón de liberación. Si la correa sigue sin cerrarse, coloca la correa en el centro y empújala hasta su posición. Después, mueve con cuidado la correa hacia arriba y hacia abajo. No te pongas el Apple Watch si la correa se mueve. 

 

 

Fecha de publicación: