Obtener ayuda con los problemas de vídeo en las pantallas externas conectadas al Mac

Prueba estos pasos si la imagen de la pantalla externa conectada al Mac está en blanco o no tiene el aspecto que debería tener.

Antes de empezar

Puedes solucionar muchos de los problemas de la pantalla actualizando el software de los dispositivos, los cables y los adaptadores de Apple. Si ves una imagen en la pantalla, busca actualizaciones de software utilizando el Mac App Store:

  1. Conecta la pantalla externa, así como los adaptadores y los cables de vídeo de Apple que utilices con ella.
  2. En el menú Apple, selecciona App Store.
  3. Haz clic en el botón Actualizaciones de la ventana del App Store.
  4. Instala las actualizaciones de macOS o firmware que aparezcan.

Si utilizas una pantalla, un hub, un alargador o un adaptador que no haya fabricado Apple, consulta con el fabricante si hay actualizaciones disponibles.

Si estás intentando conectar una pantalla 4K o un televisor Ultra HD con el Mac, asegúrate de que el ordenador cumpla los requisitos para usar estas pantallas externas.

Si el software y el firmware están actualizados, o si no puedes ver la imagen en la pantalla, prueba los pasos que se indican a continuación sobre tu problema concreto.

Si en la pantalla no hay imagen o la imagen está inutilizable

Prueba estos pasos si no aparecen imágenes en la pantalla. Estos pasos también pueden ayudar si la imagen de la pantalla aparece y desaparece constantemente (parpadea), si aparecen líneas horizontales (nieve) o si la imagen está distorsionada (estropeada o da problemas). 

Estos pasos probablemente te ayuden si el problema solo se produce en una app. Si aparecen problemas similares en una sola ventana o app, consulta con el desarrollador de la app para saber si hay actualizaciones o para obtener más ayuda.

Comprueba las conexiones

Comprueba las conexiones con el Mac y las pantallas externas:

  • Si utilizas un ordenador portátil de Apple, prueba a conectar el adaptador de corriente.
  • Asegúrate de que el cable de alimentación de la pantalla externa esté bien conectado y que la pantalla esté encendida.
  • Si utilizas un Mac Pro (finales de 2013) asegúrate de que las pantallas estén conectadas a los puertos correctos.
  • Si utilizas un hub, un switchbox o KVM, prueba a conectar el cable de vídeo de la pantalla directamente al Mac.
  • Desconecta el cable de vídeo conectado al Mac y, a continuación, reinsértalo para volver a establecer la conexión.
  • Si utilizas un adaptador de vídeo, desenchúfalo del Mac y, a continuación, reinsértalo para volver a establecer la conexión.
  • Si utilizas más de un adaptador de vídeo para conectar la pantalla (adaptadores conectados en cadena), prueba a conectar la pantalla utilizando solamente un adaptador, siempre que sea posible. Algunos adaptadores de vídeo no se pueden conectar unos a otros. Por ejemplo, un adaptador de mini DisplayPort a DVI no se puede conectar a un adaptador de DVI a HDMI.
  • Si la pantalla tiene más de una conexión de vídeo, comprueba si funciona usando otra conexión de la pantalla. Si es posible, comprueba si funciona al utilizar una pantalla o un adaptador diferente.
  • Prueba a usar un cable diferente que sepas que funciona correctamente. Consulta con el fabricante de la pantalla para asegurarte de estar utilizando el cable recomendado.
  • Reinicia el Mac con la pantalla conectada.

Detectar la pantalla

Si utilizas una pantalla externa, pon en reposo y activa el Mac para que compruebe si hay pantallas conectadas:

  1. Pulsa el botón de encendido del ordenador para ponerlo en reposo o selecciona el menú Apple > Reposo.
  2. Espera unos instantes y, a continuación, pulsa una tecla del teclado o haz clic en el ratón o el trackpad para activar el Mac.

Si utilizas más de una pantalla y puedes ver la imagen en una de las pantallas, también puedes usar las preferencias de Pantallas para buscar las pantallas conectadas.

Configurar los ajustes de vídeo

Si no hay imagen en la pantalla, prueba a ajustar el brillo y el contraste de la pantalla. Si sigue sin haber imagen, o si la imagen aparece estropeada o da problemas, prueba a seleccionar una resolución de vídeo diferente en Preferencias del Sistema.

Ajustar el brillo

  • Si utilizas una pantalla Apple Display, pulsa la tecla para aumentar el brillo imagen de la tecla F2 del teclado de Apple. Para ajustar el brillo de una pantalla secundaria, pulsa Control-F2.
  • Si utilizas una pantalla que no haya fabricado Apple, consulta la documentación que se incluía con la pantalla para saber si tiene controles integrados para ajustar el brillo o el contraste.

Cambiar la resolución de la pantalla

  1. En el menú Apple, selecciona Preferencias del Sistema.
  2. Haz clic en el icono Pantallas.
  3. Haz clic en Por omisión para la pantalla. Si aparece más de una resolución, selecciona una resolución y una frecuencia de actualización. Si la pantalla se apaga al cambiar las resoluciones, pulsa la tecla escape para deshacer el cambio. 
    ventana de preferencias de pantalla

Si no puedes cambiar la resolución de la pantalla porque no puedes ver la imagen, reinicia el Mac en modo seguro para restablecer la resolución de la pantalla a los valores por omisión.

Si al iniciar en modo seguro no se soluciona el problema, restablece la NVRAM y el SMC del Mac para restablecer los puertos de vídeo del equipo a sus valores por omisión.

Buscar software de pantallas de terceros

Si la pantalla solo funciona cuando el Mac se arranca en modo seguro y tienes software de pantalla instalado, consulta con el desarrollador del software para saber si hay actualizaciones, o prueba a desinstalarlo de forma temporal.

Si la imagen aparece borrosa o sin definición

Si las imágenes o el texto de la pantalla aparecen pixelados o borrosos, comprueba lo siguiente.

Comprobar la resolución de la pantalla

Asegúrate de que la resolución de la pantalla de Preferencias del Sistema se haya definido con sus valores por omisión. Si utilizas una resolución ajustada, puede que la imagen se aumente para adaptarse a la pantalla. Esto podría hacer que la imagen esté borrosa en algunas apps.

  1. En el menú Apple, selecciona Preferencias del Sistema.
  2. Haz clic en el icono Pantallas.
  3. Selecciona Por omisión para la pantalla.
    ventana de preferencias de pantalla

Si utilizas un monitor o un HDTV conectado con un cable HDMI, puede que notes diferencias en la calidad de vídeo si la pantalla se ha definido en modo televisión. Comprueba si la pantalla tiene un “modo monitor” para obtener la mejor calidad de vídeo.

Pantallas Retina

Si una app que utilices aparece con una resolución baja en la pantalla Retina, comprueba si hay actualizaciones disponibles para dicha app. La mayoría de las apps se han actualizado para usar las mejores densidades de píxeles de las pantallas Retina.

Las imágenes con las menores resoluciones de algunas páginas web también podrían parecer más “suaves” cuando se visualizan en una pantalla Retina. Esto puede deberse a que las pantallas Retina tienen una mayor densidad de píxeles y no todos los sitios web utilizan imágenes para las pantallas Retina.

Por ejemplo, las imágenes que aparecen a continuación tienen un aspecto diferente cuando se visualizan en una pantalla Retina, pero tienen el mismo aspecto en pantallas que no son Retina. Esto sucede porque la imagen para pantallas Retina tienen una mayor densidad de píxeles:

Imagen estándar Imagen para pantallas Retina

Si notas problemas de contraste o color

Si toda la imagen de la pantalla parece demasiado oscura o brillante, puedes ajustar el brillo y el contraste en el panel de Preferencias del Sistema, o utilizando los controles integrados de la pantalla.

Ajustar el brillo y el contraste

Para ajustar el brillo de la pantalla Apple, pulsa la tecla de brillo imagen de la tecla F2 o la tecla F2 del teclado. También puedes usar el ajuste de brillo para cada una de las pantallas conectadas en Preferencias del Sistema > Pantallas.

Las pantallas no fabricadas por Apple en ocasiones tienen ajustes de brillo y color integrados en la propia pantalla. Consulta la documentación de la pantalla para saber si incluye controles integrados.

Cuando conectes una pantalla, un proyector o un HDTV utilizando un cable HDMI, puede que notes una calidad de vídeo diferente si la pantalla se configura en modo televisión. Comprueba si el dispositivo tiene un “modo monitor” para conseguir la mejor calidad de vídeo posible.

También puedes calibrar cada pantalla desde la pestaña Color de las preferencias de pantallas para obtener el mejor color y el mejor brillo posibles para la pantalla.

Si aparecen píxeles brillantes u oscuros

Si hay píxeles concretos de la pantalla que parecen demasiado brillantes u oscuros, consulta estos artículos para obtener más ayuda: 

Conectar pantallas con Thunderbolt 3 (USB-C)

El adaptador de Thunderbolt 3 (USB-C) a Thunderbolt 2 de Apple sirve para conectar los modelos de MacBook Pro de 2016 con puertos Thunderbolt 3 (USB-C) a dispositivos más antiguos que utilizan Thunderbolt (10 Gbps) o Thunderbolt 2 (20 Gbps). Por ejemplo, este es el adaptador que debes usar para conectar tu MacBook Pro a una pantalla Apple Thunderbolt Display o a un dispositivo de almacenamiento Thunderbolt 2 de otro fabricante.

Este adaptador no admite conexiones con las pantallas Mini DisplayPort, incluyendo los siguientes adaptadores y pantallas de Apple: 

  • Adaptador de Mini DisplayPort a DVI de doble enlace de Apple
  • Adaptador Mini DisplayPort a DVI de Apple
  • Adaptador de Mini DisplayPort a VGA de Apple
  • Pantalla LED Cinema Display de Apple

Si estás usando el adaptador de Thunderbolt 3 (USB-C) a Thunderbolt 2 para conectar una pantalla compatible y la pantalla no muestra ninguna imagen, prueba a desconectar el adaptador y volver a conectarlo.

Más ayuda

Si has probado estos pasos y la pantalla sigue sin funcionar, ponte en contacto con el Soporte técnico de Apple para obtener más ayuda. 

Es posible que se apliquen tarifas de diagnóstico para aquellos problemas que no estén cubiertos por la garantía o el AppleCare Protection Plan (APP).

La información sobre productos no fabricados por Apple, o sobre sitios web independientes no controlados ni comprobados por Apple, se proporciona sin ningún tipo de recomendación ni respaldo. Apple no se responsabiliza de la selección, rendimiento o uso de sitios web o productos de terceros. Apple no emite ninguna declaración sobre la exactitud o fiabilidad de sitios web de terceros. El uso de Internet conlleva riesgos inherentes. Ponte en contacto con el proveedor para obtener información adicional. Otros nombres de empresas o productos pueden ser marcas registradas de sus respectivos propietarios.

Fecha de publicación: