Instalar Windows en la Mac con Boot Camp

Boot Camp te permite instalar Microsoft Windows en tu Mac. Después de la instalación, puedes reiniciar la Mac para alternar entre macOS y Windows.

Asistente Boot Camp en la MacBook Pro

Antes de empezar

Asegúrate de tener todo lo necesario:

  • Suficiente espacio libre en el disco para crear un disco de partición de Boot Camp* de un mínimo de 64 GB. Se recomienda tener 128 GB para que la experiencia sea óptima.
  • Un teclado y un mouse o trackpad externos (si usas una computadora Mac de escritorio).
  • Una unidad flash USB 2 vacía de 16 GB o más. Si tienes uno de estos modelos de Mac, no necesitas una unidad flash.

* En las computadoras Mac que incluyen discos con formato APFS, Boot Camp requiere una partición en lugar de un volumen.

1. Averiguar si la Mac es compatible con Windows 10

Estos modelos de Mac admiten la versión de 64 bits de Windows 10 Home o Pro Edition instalada con Boot Camp. Abre Acerca de esta Mac para averiguar qué modelo de Mac tienes y, luego, verifica si se encuentra en esta lista:

  • MacBook Pro (2012 y posteriores)
  • MacBook Air (2012 y posteriores)
  • MacBook (2015 y posteriores)
  • iMac Pro (2017)
  • iMac (2012 y posteriores)*
  • Mac mini (2012 y posteriores)
  • Mac mini Server (finales de 2012)
  • Mac Pro (finales de 2013)

* Obtén más información sobre la instalación de Windows y macOS Mojave en iMac (27 pulgadas, finales de 2012), iMac (27 pulgadas, finales de 2013) o iMac (Retina 5K, 27 pulgadas, finales de 2014) con discos duros de 3 TB.
 

2. Obtener una imagen de disco de Windows

Se necesita una imagen de disco (ISO) o un medio de instalación de Microsoft Windows con una versión de 64 bits de Microsoft Windows 10 Home o Pro Edition. Si es la primera vez que se instala Windows, usa una versión completa, no una actualización.

Cuando compras Windows, la copia puede venir en un archivo de imagen de disco (ISO) que se debe descargar, en un disco de instalación o en unidad flash USB. Si descargas Windows, asegúrate de hacerlo desde la página de descarga de software de Microsoft. Si la copia de Windows vino en un DVD, es posible que debas crear una imagen de disco desde el DVD para que funcione con Boot Camp. Si vino en una unidad flash USB, puedes descargar una imagen ISO desde Microsoft.
 

3. Abrir el Asistente Boot Camp

El Asistente Boot Camp te guiará a través del proceso de instalación de Windows en la Mac. Abre esta app desde la carpeta Utilidades, que se encuentra en la carpeta Aplicaciones. Luego, sigue las instrucciones que aparecen en pantalla para volver a particionar el disco de arranque y descargar los drivers de software necesarios para Windows.

Si es necesario durante la instalación, inserta una unidad flash USB 2 vacía.
 

4. Formatear la partición de Windows

Una vez que completes los pasos del asistente, la Mac se reiniciará y verás el instalador de Windows. Si estás usando una unidad flash o una unidad óptica para instalar Windows, se te preguntará dónde quieres instalar Windows. Selecciona la partición BOOTCAMP y haz clic en Formato. Si no estás usando ni una unidad flash ni una unidad óptica, la partición correcta se seleccionará y se formateará automáticamente. 
 

5. Instalar Windows y el software de compatibilidad con Windows

Desconecta todos los dispositivos externos (como las pantallas y los discos) que no sean necesarios durante la instalación. Luego, sigue las indicaciones que aparecen en pantalla para instalar Windows.

Una vez que la instalación finalice, la Mac se encenderá desde Windows y se iniciará el instalador del software de compatibilidad con Windows. Si no aparece automáticamente la pantalla de bienvenida del instalador de Boot Camp, puedes instalar el software de compatibilidad con Windows de forma manual.
 

6. Alternar entre macOS y Windows

Después de instalar Windows y el software de compatibilidad con Windows, puedes volver a macOS con el elemento Boot Camp de la bandeja del sistema en Windows. Selecciona el volumen de macOS y reinicia la Mac.

Para pasar de macOS a Windows, abre el panel de preferencias de Disco de arranque y selecciona el volumen de Boot Camp. Por último, reinicia la Mac. También puedes mantener presionada la tecla Option después de reiniciar la Mac para seleccionar macOS o Windows.
 

Más información

Con OS X El Capitan 10.11 o posterior, los siguientes modelos usan la unidad interna para almacenar durante un tiempo todo lo que se necesita para instalar Windows, por lo que no es necesario usar una unidad flash USB:

  • MacBook Pro (2015 y posteriores)*
  • MacBook Air (2015 y posteriores)*
  • MacBook (2015 y posteriores)
  • iMac (2015 y posteriores)
  • iMac Pro
  • Mac Pro (finales de 2013)

Para obtener más información acerca de cómo usar Windows en tu Mac, haz clic en el botón Abrir Ayuda de Boot Camp en el Asistente Boot Camp. Estos recursos también contienen información útil:

* Estos modelos de Mac se ofrecían con discos duros de 128 GB como opción. Para que la experiencia sea óptima, se recomienda usar discos duros de 256 GB o más.

La información acerca de los productos no fabricados por Apple o la de los sitios web independientes no controlados o probados por Apple se ofrece sin ninguna recomendación o aprobación. Apple no asume ninguna responsabilidad respecto a la selección, el rendimiento o el uso de los sitios web o productos de otros fabricantes. Apple no ofrece ninguna representación con relación a la precisión o fiabilidad de los sitios web de terceros. El uso de Internet conlleva riesgos inherentes. Comunícate con el proveedor para obtener información adicional. Otros nombres de compañías y productos mencionados pueden ser marcas registradas de sus respectivos propietarios.

Fecha de publicación: