Idiomas

iOS y OS X: Ajustes recomendados para routers y puntos de acceso Wi-Fi

Los siguientes ajustes para estaciones base Wi-Fi (o routers Wi-Fi) se recomiendan para todos los ordenadores Mac y dispositivos iOS. Estos ajustes te ayudarán a lograr el máximo rendimiento, seguridad y fiabilidad cuando utilices Wi-Fi.

Las estaciones base Wi-Fi son puntos de acceso 802.11a/b/g/n, y entre ellas se incluyen las estaciones base AirPort Extreme, AirPort Express y AirPort Time Capsule. "Router Wi-Fi" es una expresión genérica que hace referencia a las estaciones base Wi-Fi y a los puntos de acceso 802.11a/b/g/n de otros fabricantes.

Antes de configurar o modificar ajustes concretos, realiza los pasos siguientes:

  • Asegúrate de que el firmware del router Wi–Fi esté actualizado.
  • Si utilizas una estación base Wi-Fi, consulta este artículo para obtener más información acerca de cómo actualizarlo.
  • Comprueba que todos los dispositivos Wi–Fi que pretendes utilizar sean compatibles con los ajustes recomendados en este artículo.
  • Si es posible, haz una copia de seguridad de la configuración actual del router Wi-Fi.
  • Si es necesario, consulta la documentación del producto o visita el sitio web del fabricante.
  • Omite o elimina los ajustes Wi-Fi para tu red de todos los dispositivos que se conecten a tu router Wi-Fi. (Esto impedirá que los dispositivos intenten conectarse a la red con la configuración antigua). Tendrás que volver a conectar esos dispositivos a tu red una vez finalices la configuración de los nuevos ajustes.

Configura todas las estaciones base Wi-Fi que estén en la misma red con los mismos ajustes. Si no lo haces, se producirán problemas de conectividad y fiabilidad. En las estaciones base Wi-Fi de doble banda, configura ambas bandas con los mismos ajustes salvo que se indique lo contrario.

Utiliza los ajustes siguientes para lograr el máximo rendimiento, seguridad y fiabilidad.

Configuración: Cualquier nombre único.
Descripción: El SSID, o nombre de la red, identifica tu red Wi-Fi para los usuarios y para otros dispositivos Wi-Fi. Distingue entre mayúsculas y minúsculas.
Más detalles: Elige un nombre que sea único dentro de tu red y que no sea igual al de redes cercanas o a otras redes con las que te puedas encontrar. Si tu router venía con un SSID (nombre de red) predeterminado, es especialmente importante que lo cambies por un nombre distinto y único. Algunos nombres SSID predeterminados comunes que se deben evitar son "linksys", "netgear", "NETGEAR", "dlink", "wireless", "2wire" y "default", aunque hay otros. Si tu SSID no es único, los dispositivos Wi-Fi se encontrarán con problemas a la hora de identificar tu red. Esto podría impedir que se conecten automáticamente a tu red o que se intenten conectar a otras redes que compartan el mismo SSID. Además, también podría impedir a los dispositivos Wi-Fi utilizar todas las estaciones base de tu red (si tienes más de una estación base Wi-Fi) o evitar que utilicen todas las bandas disponibles (si dispones de una estación base Wi-Fi de doble banda).

 

Configuración: Desactivada
Descripción: Las redes ocultas no transmiten su SSID a través de Wi-Fi. Esta opción se denomina a veces, incorrectamente, red "cerrada", mientras que el estado correspondiente no oculto recibe el nombre de "transmisión" o "abierta".
Más detalles: Dado que las redes ocultas no transmiten su SSID, es más difícil para los dispositivos Wi-Fi encontrarlas, por lo que el tiempo de conexión podría aumentar a la vez que se reduce la fiabilidad de la conexión automática. Ten en cuenta que ocultar una red no protege tu red Wi-Fi, ya que el SSID sigue estando disponible a través de otros medios. La seguridad debe imponerse mediante un ajuste distinto (ver Seguridad, más abajo).

 

Configuración: Desactivada
Descripción: Permite el acceso al router Wi-Fi únicamente a aquellos dispositivos con direcciones MAC (Media Access Control) concretas.
Más detalles: Cuando esta función está activada, el usuario puede crear una lista de direcciones MAC para el router Wi-Fi e impedir el acceso a todos los dispositivos cuyas direcciones no estén en esa lista. Los dispositivos con direcciones MAC que no estén en la lista no podrán asociarse a la red Wi-Fi. Desafortunadamente, las direcciones MAC de los dispositivos pueden modificarse con facilidad, por lo que no se puede depender de ellas para impedir los accesos no autorizados a la red. La seguridad debe imponerse mediante un ajuste distinto (ver Seguridad, más abajo). 

 

Configuración: WPA2 Personal (AES)
Descripción: El ajuste de seguridad controla el tipo de autenticación y la encriptación que utiliza tu router Wi-Fi. Este ajuste te permite controlar el acceso a tu red inalámbrica así como especificar el nivel de privacidad que te gustaría que tuvieran los datos que envías de forma remota.
Más detalles: WPA2 Personal (AES) es actualmente la forma de seguridad más potente que ofrecen los productos Wi-Fi y es la que se recomienda para todos los usos. Cuando habilites WPA2, asegúrate de seleccionar una contraseña segura, una que ninguna otra persona pueda adivinar.
Si utilizas dispositivos Wi-Fi más antiguos en tu red que no sean compatibles con WPA2 Personal (AES), una buena alternativa es el Modo WPA/WPA2 (a menudo denominado Modo WPA mixto). Este modo permitirá a los dispositivos más modernos utilizar la encriptación WPA2 AES, más segura, mientras que los dispositivos antiguos podrán emplear la encriptación WPA TKIP, más antigua. Si tu router Wi-Fi no es compatible con el Modo WPA/WPA2, la siguiente mejor opción es el modo WPA Personal (TKIP).
Fíjate en que no se recomienda usar WEP por motivos de compatibilidad, fiabilidad, rendimiento y seguridad; WEP no es seguro y está funcionalmente obsoleto. No obstante, si te ves obligado a emplear dispositivos WEP antiguos y dispones de un router Wi-Fi moderno (802.11n), quizás puedas seleccionar el modo de seguridad WEP Transitional Security Network (WEP TSN). Este modo permitirá a los clientes WEP antiguos unirse a tu red con encriptación WEP al tiempo que los dispositivos más modernos podrán usar modos de encriptación más actuales y seguros, como WPA TKIP o WPA2 AES. Si el modo WEP TSN no es compatible, entonces debería usarse WEP128 con Autenticación compartida (con una sola clave WEP en el índice de clave 1). Por razones de compatibilidad, las redes WEP128 deben utilizar contraseñas ASCII de 13 caracteres.
Como referencia, debes saber que el modo "Ninguno" o no seguro no ofrece ni autenticación ni encriptación. Si utilizas este modo de seguridad, cualquiera podrá unirse a tu red Wi-Fi, usar tu conexión a Internet o acceder a cualquier recurso compartido en tu red. Además, cualquiera podrá leer el tráfico que envíes a través de la red. Por estas razones, se desaconseja emplear este modo de seguridad.
Nota: Debido a graves deficiencias de seguridad, los métodos de encriptación WEP y WPA TKIP se consideran obsoletos y se recomienda encarecidamente no utilizarlos. Estos modos solo deberían emplearse si fuera necesario ofrecer soporte para dispositivos Wi-Fi antiguos que no sean compatibles con WPA2 AES y no puedan actualizarse para aceptar WPA2 AES. Los dispositivos que utilicen estos métodos de encriptación obsoletos no podrán aprovechar totalmente el rendimiento 802.11n ni otras prestaciones. Debido a estos problemas, la Wi-Fi Alliance ha ordenado a la industria Wi-Fi que retire WEP y WPA TKIP.

 

Configuración: 802.11b/g/n
Descripción: Este ajuste controla qué versiones del estándar 802.11a/b/g/n utiliza la red para las comunicaciones inalámbricas a través de la banda de 2,4 GHz. Los nuevos estándares (802.11n) permiten tasas de transferencia más rápidas, y los estándares más antiguos ofrecen compatibilidad con dispositivos más antiguos y alcance adicional.
Más detalles: Los routers compatibles con 802.11n deberían configurarse con el modo 802.11b/g/n para disfrutar de la máxima velocidad y compatibilidad. Los routers que solo sean compatibles con 802.11g deberían configurarse en el modo 802.11b/g, mientras que los que sean compatibles únicamente con 802.11b pueden dejarse en el modo 802.11b. Los diferentes routers Wi-Fi son compatibles con distintos modos de radio, por lo que el ajuste concreto variará dependiendo del dispositivo que se utilice. En general, se recomienda habilitar el soporte para todos los modos. Así, los dispositivos seleccionarán automáticamente el modo compatible más rápido para comunicarse. Ten en cuenta que elegir un subconjunto de los modos disponibles impedirá que algunos dispositivos se conecten (por ejemplo, los dispositivos 802.11b/g no podrán conectarse a un router Wi-Fi en modo 802.11n exclusivo). Además, al seleccionar un subconjunto de los modos disponibles podrían producirse interferencias con redes obsoletas cercanas, o los dispositivos obsoletos cercanos podrían interferir también con tu red.

 

Configuración: 802.11a/n
Descripción: Este ajuste controla qué versiones del estándar 802.11a/b/g/n utiliza la red para las comunicaciones inalámbricas a través de la banda de 5 GHz. Los nuevos estándares permiten tasas de transferencia más rápidas, y los estándares más antiguos ofrecen compatibilidad con dispositivos más antiguos y alcance adicional.
Más detalles: Los routers compatibles con 802.11n deberían configurarse con el modo 802.11a/n para disfrutar de la máxima velocidad y compatibilidad. Los routers que solo sean compatibles con 802.11a pueden dejarse en el modo 802.11a. Los diferentes routers Wi-Fi son compatibles con distintos modos de radio, por lo que el ajuste concreto variará dependiendo del dispositivo que se utilice. En general, se recomienda habilitar el soporte para todos los modos. Así, los dispositivos seleccionarán automáticamente el modo compatible más rápido para comunicarse. Ten en cuenta que elegir un subconjunto de los modos disponibles impedirá que los dispositivos antiguos se conecten (por ejemplo, los dispositivos 802.11a no podrán conectarse a un router Wi-Fi en modo 802.11n exclusivo). Además, al seleccionar un subconjunto de los modos disponibles podrían producirse interferencias con redes obsoletas cercanas, o los dispositivos obsoletos cercanos podrían interferir también con tu red.

 

Configuración: Auto
Descripción: Este ajuste controla qué canal utilizará tu router Wi-Fi para comunicarse. "Auto" permite al router elegir el mejor canal automáticamente. También puedes seleccionar un canal manualmente.
Más detalles: Para obtener el mejor rendimiento, elige el modo "Auto" y deja que el router Wi-Fi escoja el mejor canal. Si tu router Wi-Fi no admite este modo, tendrás que seleccionar un canal manualmente. Deberías elegir un canal que esté libre de otros routers Wi-Fi y demás fuentes de interferencias. Consulta este artículo para obtener información acerca de posibles fuentes de interferencias.

 

Configuración: 20 MHz
Descripción: El ancho del canal controla el tamaño de un "cauce" disponible para transferir datos. Sin embargo, los canales más amplios son más propicios a sufrir interferencias y a interferir con otros dispositivos. A menudo se denomina "canal ancho" a un canal de 40 MHz, mientras que los canales de 20 MHz se denominan "canales estrechos".
Más detalles: Utiliza canales de 20 MHz en la banda de 2,4 GHz. Emplear canales de 40 MHz puede provocar problemas de rendimiento y fiabilidad con tu red, especialmente en presencia de otras redes Wi-Fi y otros dispositivos a 2,4 GHz. Los canales de 40 MHz también pueden provocar interferencias con otros dispositivos que emplean esta banda, como dispositivos Bluetooth, teléfonos inalámbricos, redes Wi-Fi cercanas, etc. Ten presente que no todos los routers permiten el uso de canales de 40 MHz, especialmente en la banda de 2,4 GHz. Si no son compatibles, el router utilizará canales de 20 MHz.

 

Configuración: 20 y 40 MHz (ambos)
Descripción: El ancho del canal controla el tamaño de un "cauce" disponible para transferir datos. Sin embargo, los canales más amplios son más propicios a sufrir interferencias y a interferir con otros dispositivos. Las interferencias no son un problema tan grave en la banda de 5 GHz. A menudo se denomina "canal ancho" a un canal de 40 MHz, mientras que los canales de 20 MHz se denominan "canales estrechos".
Más detalles: Para obtener el mayor rendimiento y fiabilidad, habilita la compatibilidad con ambos anchos de canal. Esto permite a los dispositivos utilizar el ancho de banda con el que sean compatibles; el resultado es una compatibilidad y un rendimiento óptimos. Ten en cuenta que no todos los dispositivos clientes son compatibles con canales de 40 MHz, así que no actives el modo de 40 MHz exclusivo, ya que los dispositivos compatibles solo con canales de 20 MHz no podrán conectarse a un router Wi-Fi en modo de 40 MHz exclusivo. Además, no todos los routers son compatibles con canales de 40 MHz; los que no lo sean, deberán utilizar canales de 20 MHz.

 

Configuración: Solo un servidor DHCP por red
Descripción: El protocolo de configuración dinámica de host (DHCP) asigna direcciones que identifican a los dispositivos de tu red. Una vez asignadas, los dispositivos utilizan estas direcciones para comunicarse entre sí y con los ordenadores en Internet. (Puedes imaginar la función de un servidor DHCP como la de una compañía telefónica que entrega números de teléfono que los clientes pueden utilizar para llamar a otras personas).
Más detalles: Solo debería haber un único servidor DHCP en tu red. Este servidor DHCP puede estar incluido en tu módem ADSL o por cable, en un router independiente o integrado en tu router Wi-Fi. En cualquier caso, solo un dispositivo debería actuar como servidor DHCP en tu red. Si más de un dispositivo lo tiene activado, lo más probable es que te encuentres con conflictos de direcciones y se produzcan problemas al acceder a Internet o a otros recursos de tu red.

 

Configuración: Habilitada únicamente en tu router; solo un dispositivo como máximo debería ofrecer servicios NAT en la red.
Descripción: La traducción de direcciones de red (NAT) realiza la traducción entre las direcciones de Internet y las de la red local. (La función de un proveedor NAT es parecida a la de un trabajador en la sala de correo de una oficina cuya misión es ver la dirección de la empresa y el nombre de un empleado en las cartas que llegan y reemplazarlos por el número de oficina de destino en un edificio. Así, la gente ajena a la empresa puede enviar información a una persona concreta del edificio).
Más detalles: Normalmente, la NAT solo debe habilitarse en el dispositivo que actúa como router en tu red. Por regla general, será tu módem ADSL o por cable o un router independiente (que también podría actuar como router Wi-Fi). Si se habilita la NAT en más de un dispositivo ("NAT doble"), lo más probable es que experimentes problemas al acceder a determinados servicios de Internet, como juegos, voz sobre IP (VoIP) y redes privadas virtuales (VPN), así como con la comunicación entre los diferentes niveles de NAT en la red local.

 

Importante: La información sobre los productos no fabricados por Apple se proporciona sólo con fines informativos y no implica ninguna recomendación o aprobación por parte de Apple. Póngase en contacto con el proveedor para obtener información adicional.

Última modificación: 16-ago-2013
¿Te ha resultado útil?
No
  • Last Modified: 16-ago-2013
  • Article: HT4199
  • Views:

    null

Información adicional de soporte técnico del producto