Batería y rendimiento del iPhone

Conoce el rendimiento del iPhone y cómo se relaciona con la batería.

Nuestro objetivo para el iPhone es proporcionar una experiencia simple y de facilidad de uso. Lo logramos mediante una combinación de tecnología avanzada y sofisticada ingeniería. Un área importante de tecnología es la que se encarga de la batería y el rendimiento. Las baterías son componentes tecnológicos complejos. Hay una gran cantidad de variables que contribuyen al rendimiento de una batería y del iPhone que depende de ella. Todas las baterías recargables son consumibles y tienen una vida útil limitada, es decir, su capacidad y rendimiento disminuyen paulatinamente, por lo que se deben reemplazar. A medida que su capacidad y rendimiento disminuyen, se generan cambios en el rendimiento del iPhone. Recopilamos la siguiente información para aquellos que quieran obtener más información.

Acerca de las baterías de iones de litio

La batería del iPhone está hecha con tecnología de iones de litio. En comparación con la tecnología de las baterías de generaciones anteriores, las baterías de iones de litio se cargan más rápido, duran más y tienen una mayor densidad de alta potencia para proporcionar mayor duración en un empaque más liviano. En la actualidad, la tecnología de iones de litio recargable proporciona la mejor tecnología para tu dispositivo. Obtén más información sobre las baterías de iones de litio.

Cómo maximizar el rendimiento de la batería

La “duración de la batería” es la cantidad de tiempo que un dispositivo puede funcionar sin tener que recargarlo. La “vida útil de la batería” es la cantidad de tiempo que una batería dura hasta reemplazarla. Un factor que afecta tanto la duración como la vida útil de la batería es la combinación de acciones que realizas con el dispositivo. Sin importar la forma en que lo usas, siempre hay formas de ayudar. La vida útil de la batería está relacionada con su “edad química”, que no se relaciona únicamente con el paso del tiempo. Incluye distintos factores, como la cantidad de ciclos de carga y cómo se la cuida. Sigue estos consejos para maximizar el rendimiento de la batería y ayudar a extender su vida útil. Por ejemplo, mantén el iPhone con media carga cuando lo guardes durante largos períodos. Además, evita cargar o exponer el iPhone a altas temperaturas, incluida la exposición directa al sol durante largos períodos.

Cuándo aumenta la “edad química” de la batería

Todas las baterías recargables son componentes consumibles cuya efectividad disminuye a medida que aumenta su edad química. 

Conforme aumenta la “edad química” de una batería de iones de litio, se reduce su capacidad de carga, lo cual significa que el dispositivo tiene que cargarse más a menudo. Se puede definir como la máxima capacidad de la batería, es decir, la medición de la capacidad de la batería en comparación a cuando era nueva. Además, puede disminuir la capacidad de una batería para obtener un rendimiento máximo instantáneo o “capacidad máxima de rendimiento”. Para que un teléfono funcione de manera correcta, los componentes electrónicos deben poder extraer energía de la batería de forma instantánea. Una variable que afecta el suministro de energía instantánea es la impedancia de la batería. Puede que una batería con mucha impedancia no sea capaz de suministrar suficiente energía al sistema que la necesita. La impedancia de la batería puede aumentar si la batería tiene una edad química elevada. Además, la impedancia aumenta temporalmente cuando la batería tiene poca carga y cuando está a bajas temperaturas. A su vez, si la batería tiene una edad química elevada, el aumento de impedancia es más significativo. Estas características de la química de la batería son comunes en todas las baterías de iones de litio del sector.

Cuando se extrae energía de una batería con alto nivel de impedancia, el voltaje de esta disminuye en mayor medida. Los componentes electrónicos necesitan un nivel de voltaje mínimo para funcionar correctamente. Esto incluye el almacenamiento interno del dispositivo, los circuitos eléctricos y la batería misma. El sistema de gestión de energía determina la capacidad que tiene la batería para suministrar este tipo de energía y administra las cargas para mantener el funcionamiento. Cuando ya no se puede mantener el dispositivo en funcionamiento con la capacidad máxima del sistema de gestión de energía, este sistema realiza un apagado para preservar los componentes electrónicos. Si bien dicho apagado es intencional desde la perspectiva del dispositivo, es posible que resulte inesperado para el usuario.

Prevenir apagados inesperados

Si la batería tiene poca carga, una edad química avanzada o se encuentra a bajas temperaturas, es más probable que el dispositivo se apague inesperadamente. En casos extremos, los apagados inesperados se pueden dar con tanta frecuencia que el dispositivo resultaría poco fiable o inutilizable. En el caso del iPhone 6, iPhone 6 Plus, iPhone 6s, iPhone 6s Plus, iPhone SE, iPhone 7 y iPhone 7 Plus, iOS gestiona de manera dinámica los picos de rendimiento máximo para evitar que el dispositivo se apague inesperadamente y pueda seguir utilizándose. Esta función de gestión de rendimiento es específica del iPhone y no se aplica a ningún otro producto de Apple.

Esta función de gestión de rendimiento tiene en cuenta la combinación entre la temperatura del dispositivo, el estado de carga de la batería y la impedancia de la batería. Solo si es necesario debido al estado de estas variables, iOS gestiona de manera dinámica el máximo rendimiento de algunos de los componentes del sistema, como la CPU y la GPU, para evitar que el dispositivo se apague inesperadamente. Como resultado, la carga de trabajo del dispositivo se equilibra para permitir una distribución más regular de las tareas del sistema, en lugar de tener picos de rendimiento más altos y rápidos a la vez. En algunos casos, es posible que el usuario no observe diferencias en el rendimiento diario del dispositivo. El nivel de cambio perceptible depende de cuánta gestión de rendimiento necesita cada dispositivo en particular.

En los casos en los que se necesitan formas más extremas de gestionar el rendimiento, el usuario puede percibir algunos de los siguientes efectos:

  • Aumento en el tiempo de inicio de las apps
  • Disminución de la velocidad de los fotogramas al desplazarse por el dispositivo
  • Reducción de la retroiluminación (que se puede modificar en el Centro de Control)
  • Disminución del volumen del altavoz de hasta -3 dB
  • Disminución gradual de la velocidad de los fotogramas en algunas apps
  • En los casos más extremos, el flash de la cámara se desactiva y no aparece visible en la IU de la cámara
  • Es posible que las apps que se actualizan en segundo plano se deban volver a cargar al iniciarse

Hay muchas áreas esenciales en las que esta función de gestión de rendimiento no influye. A continuación se enumeran algunas:

  • La calidad de las llamadas celulares y las redes durante el rendimiento
  • La calidad de las fotos tomadas y los videos grabados
  • El rendimiento del GPS
  • La precisión de la ubicación
  • Los sensores, como el giroscopio, el acelerómetro y el barómetro
  • Apple Pay

Cuando la batería tiene poca carga o se encuentra a bajas temperaturas, los cambios del gestor de rendimiento son temporales. Si la edad química de la batería de un dispositivo aumentó significativamente, los cambios del gestor de rendimiento durarán más tiempo. Eso se debe a que todas las baterías recargables son consumibles y tienen una vida útil limitada. Por ese motivo, en algún momento, será necesario reemplazarlas. Si tienes alguno de estos problemas y te gustaría mejorar el rendimiento del dispositivo, reemplazar la batería del dispositivo puede ser de ayuda.

Para iOS 11.3

iOS 11.3 mejora la función de gestión de rendimiento evaluando regularmente el nivel de gestión de rendimiento necesario para evitar apagados inesperados. Si el estado de la batería puede aguantar los requisitos de picos de rendimiento observados, se reducirá la gestión de rendimiento. Si vuelve a ocurrir un apagado inesperado, entonces la gestión de rendimiento aumentará otra vez. Esta evaluación es continua, lo que permite una gestión de rendimiento más adaptable.

Los modelos iPhone 8, iPhone 8 Plus y iPhone X utilizan un diseño de hardware y software más avanzado que proporciona una estimación más precisa de las necesidades de energía y de la capacidad energética de la batería para maximizar el rendimiento general del sistema. Esto permite que otro sistema de gestión de rendimiento permita a iOS anticipar y evitar un apagado inesperado con más precisión. Como resultado, puede que se noten menos las consecuencias de la gestión de rendimiento en el iPhone 8, el iPhone 8 Plus y el iPhone X. Con el paso del tiempo, las baterías recargables en todos los modelos de iPhone reducirán su capacidad y rendimiento máximo y tendrán que ser reemplazadas.

     

Estado de la batería (Beta)

Para el iPhone 6 y posteriores, iOS 11.3 agrega nuevas funciones para mostrar el estado de la batería y determinar si es recomendable reemplazar una batería. Éstas se pueden encontrar en Ajustes > Batería > Condición de la batería (beta).

Además, los usuarios pueden ver si está activada la función de gestión de rendimiento que gestiona el rendimiento máximo de manera dinámica, y pueden elegir si quieren desactivarla. Esta función sólo está disponible tras un apagado inesperado que ocurre por primera vez en un dispositivo con una batería con capacidad reducida para proporcionar el máximo rendimiento de energía instantánea. Esta función es aplicable al iPhone 6, iPhone 6 Plus, iPhone 6s, iPhone 6s Plus, iPhone SE, iPhone 7 y iPhone 7 Plus.

(Nota: Los dispositivos actualizados a iOS 11.3 tendrán inicialmente la gestión de rendimiento desactivada; se reactivará si el dispositivo posteriormente sufre un apagado inesperado).

Todos los modelos de iPhone incluyen gestión de rendimiento esencial para asegurarse de que tanto la batería como el sistema en general operen como se espera y de que sus componentes internos estén protegidos. Esto incluye el comportamiento en temperaturas frías o calientes, así como la gestión del voltaje interno. Este tipo de gestión del rendimiento se necesita para funciones de seguridad y funciones que responden al comportamiento esperado del dispositivo y, por ende, no puede apagarse.

La capacidad máxima de la batería

La pantalla de Condición de la Batería incluye información sobre la capacidad máxima de la batería y la capacidad máxima de rendimiento. 

La capacidad máxima de la batería mide la capacidad de la batería del dispositivo en comparación a cuando era nuevo. Las baterías empiezan al 100 % cuando se activan por primera vez y reducen su capacidad conforme la batería aumenta su edad química, lo cual provoca que pasen menos horas de uso ente carga y carga. 

Una batería normal está diseñada para retener hasta el 80 % de su capacidad original tras 500 ciclos de carga completos, siempre que funcione en condiciones normales. La garantía de un año incluye la cobertura de reemplazo de una batería defectuosa. Sin embargo, si la batería está fuera de garantía, Apple ofrece un servicio de batería con tarifa. Obtén más información sobre los ciclos de carga.

 

Conforme disminuye la condición de tu batería, también lo hace su capacidad para rendir al máximo. La pantalla de Condición de la Batería incluye una sección para la Capacidad máxima de rendimiento donde pueden aparecer los siguientes mensajes.

El rendimiento es normal

Cuando el estado de la batería pueda aguantar un rendimiento máximo normal y no tenga las funciones de gestión de rendimiento activadas, verás el siguiente mensaje:

Actualmente, tu batería brinda un rendimiento óptimo.

Gestión de rendimiento activada

Cuando se hayan activado las funciones de gestión de rendimiento, verás el siguiente mensaje:

Este iPhone se apagó inesperadamente debido a que la batería no pudo suministrar la energía necesaria. Se realizó una gestión de rendimiento para evitar que esto vuelva a suceder.  Desactivar...

Si desactivas la gestión de rendimiento, no puedes volver a activarla. Se activará otra vez automáticamente si ocurre otro apagado inesperado. También estará disponible la opción para desactivar.

Condición de la batería desconocida

Si iOS no puede determinar el estado de la batería, verás el siguiente mensaje:

Este iPhone no puede determinar el estado de la batería. Un proveedor de servicios autorizado por Apple puede reparar la batería. Más información sobre las opciones de reparación…

Puede que esto se deba a tener una batería instalada incorrectamente o a que se desconoce una de las piezas de la batería.

Gestión de rendimiento desactivada

Si desactivas la función de gestión de rendimiento, verás el siguiente mensaje:

Este iPhone se apagó inesperadamente debido a que la batería no pudo suministrar la energía necesaria. Desactivaste manualmente la protección de gestión de rendimiento.

Si el dispositivo sufre otro apagado inesperado, la función de gestión de rendimiento se reactivará. También estará disponible la opción para desactivar.

Estado de la batería reducido

Si el estado de la batería empeoró considerablemente, también aparecerá el siguiente mensaje:

Tu batería se encuentra en una condición muy deteriorada. Para restablecer el rendimiento y la capacidad por completo, un proveedor de servicios autorizado por Apple debe reemplazarla. Más información sobre las opciones de reparación…

Este mensaje no indica un problema de seguridad. Aún puedes usar tu batería. Sin embargo, puede que percibas problemas de batería y rendimiento más evidentes. Si reemplazas la batería por una nueva, tu experiencia mejorará.

Más ayuda

Si el rendimiento de tu dispositivo se vio afectado por una batería vieja y te gustaría obtener ayuda para reemplazarla, comunícate con el Soporte técnico de Apple para consultar las opciones de servicio.

Obtén más información sobre la reparación y el reciclaje de baterías.

Fecha de publicación: