Mac OS X: solución de problemas con la conexión a Internet al utilizar un módem por cable, DSL o una red de área local (LAN)

Mac OS X incluye todas las aplicaciones que necesitas para acceder a Internet de inmediato. Sin embargo, si tu conexión a Internet parece no funcionar, los siguientes pasos pueden ayudarte. Consejo: si te conectas mediante PPPoE, sigue los pasos para conexiones PPPoE.

Este artículo se ha archivado y Apple ya no lo actualiza.

Si utilizas una red de área local

Contacta con el administrador de la red en lugar de con un proveedor de acceso a Internet (ISP). La información específica sobre módems puede no ser aplicable a los usuarios de LAN. Los usuarios de LAN pueden disponer de concentradores, conmutadores, routers o nodos de conexión que los usuarios de cable y DSL pueden no tener. 

Si utilizas AirPort

Para simplificar el proceso de solución de problemas, quita temporalmente la estación base de tu red. Configura un ordenador para que se conecte directamente al módem por cable o DSL siguiendo los pasos que se indican a continuación. Una vez que el ordenador pueda acceder de nuevo al servicio, consulta la sección AirPort que encontrarás más adelante. Opcionalmente, si deseas solucionar problemas desde una perspectiva más centrada en AirPort, consulta la Guía para la solución de problemas relacionados con AirPort.

Comprueba todos los cables y adaptadores de corriente

Asegúrate de que todos los cables conectados al módem estén firmemente enchufados. Esto incluye el cable de alimentación del módem, el cable que va del módem al ordenador y el cable que conecta el módem a la toma de alimentación. Para asegurarte de que un enchufe está debidamente conectado, desenchúfalo y vuelve a conectarlo. Comprueba si los cables están cortados, pellizcados o dañados de alguna manera. 

Si utilizas concentradores o routers, verifica los cables y las fuentes de alimentación. Si tienes más de una fuente de alimentación disponible para determinado tipo de concentrador o router, prueba a intercambiarlas. Una fuente de alimentación defectuosa puede afectar al tráfico de la red. 

Restablece/renueva la alimentación del módem

Renueva la alimentación del módem por cable o DSL apagándolo durante unos minutos y volviendo a encenderlo. Si el dispositivo tiene batería, puede que tengas que desconectarla para poder restablecer el dispositivo totalmente. Esto suele ser habitual en módems/routers que ofrezcan servicios VoIP. Algunos proveedores de acceso a Internet recomiendan desconectar el cable de alimentación del módem. Esto es obligatorio si el módem no cuenta con un botón de encendido.

Si el módem tiene un botón de reinicio, puedes probarlo antes o después de renovar la alimentación; no obstante, si no estás totalmente seguro sobre cómo se hace un restablecimiento completo, consulta antes con tu proveedor de Internet.

Nota: si tienes contratado un servicio telefónico con tu proveedor de acceso a Internet (por ejemplo, servicio de voz sobre IP, o VoIP), renovar la alimentación de tu módem podría interrumpir temporalmente el servicio. Es posible que tengas que ponerte en contacto con tu proveedor de acceso a Internet para restablecer el servicio telefónico si has reiniciado o apagado el módem. Es recomendable que tengas algún medio alternativo de comunicación a través del cual ponerte en contacto con tu proveedor de Internet (por ejemplo, un teléfono móvil) para evitar retrasos innecesarios en la restauración del servicio telefónico o del acceso a Internet. Algunos dispositivos de banda ancha, como los módems por cable con características VoIP, pueden llevar una batería que les proporcione alimentación alternativa si se interrumpe el fluido eléctrico. Si tienes uno de estos dispositivos, asegúrate de desconectar la batería del dispositivo durante al menos 30 segundos una vez desconectado el cable de alimentación.


Comprueba los indicadores luminosos del módem

Primero verifica que el módem por cable o DSL tenga una luz o un botón "de espera" ("standby"). Algunos módems muy conocidos no se conectan a Internet cuando están en modo de espera. Si ése es tu caso, asegúrate de que el módem no está en modo de espera. 

Otros indicadores luminosos pueden ofrecer información útil sobre las conexiones de los cables. Un indicador denominado "Cable" u "Online", por ejemplo, indica si la red del proveedor está disponible. Un indicador "PC" o "link" indica si la conexión de hardware entre el ordenador y el módem es correcta. Un indicador de enlace (link) positivo casi siempre es señal de que los puertos Ethernet de cada dispositivo funcionan correctamente, por lo que sería muy poco probable que el problema se debiera a un fallo de los puertos Ethernet. 

Consejo: si los indicadores de tu módem sólo alternan entre encendidos y apagados y no cambian de color, el indicador "positivo" es el que está encendido. Si los indicadores de tu módem cambian de color, la luz verde suele indicar "positivo". 

Si el indicador de enlace (link) es positivo, pasa a la sección Comprueba los ajustes de las preferencias de red. Si no existe enlace, prueba con la solución de problemas relacionados con módems y hardware Ethernet.

Solución de problemas relacionados con módems de banda ancha y hardware Ethernet

Si el indicador de enlace sigue apagado después de comprobar los cables y de renovar la alimentación, lo primero es restablecer el enlace. Si con tu ordenador vino incluido un CD con el Apple Hardware Test, utilízalo para comprobar cualquier problema relacionado con el hardware. Si no encuentras ningún problema, ponte en contacto con el proveedor de acceso a Internet. El proveedor puede ser capaz de comprobar tu módem remotamente para ver si falla. Si no se encuentra ningún problema con el módem, sustituye el cable Ethernet, ya que es el componente más fácil de reemplazar. 

Si sustituir el cable Ethernet no permite establecer el enlace, necesitarás un tercer dispositivo Ethernet para comprobar si el ordenador o el módem falla al establecer el enlace. El tercer dispositivo puede ser un simple concentrador Ethernet ("de prueba") que tenga indicadores de enlace (cualquier concentrador 10BASE-T económico será suficiente), un conmutador Ethernet con indicadores de enlace, otro ordenador, un router o una estación base inalámbrica.

Si utilizas un concentrador o un conmutador para realizar la prueba, conecta el ordenador y el módem al concentrador o al conmutador y comprueba los indicadores de enlace para ver cuál de los otros dispositivos es el que no conecta. Si utilizas otro ordenador (Mac o PC) para realizar la prueba, verifica si ese ordenador tiene un indicador de enlace Ethernet (muchos no lo tienen). Si el ordenador no dispone de indicador de enlace, configura una conexión para compartir archivos y así verificar la conectividad. Si utilizas un router o una estación base para verificar la conectividad, realiza la conexión tal como indiquen las instrucciones del dispositivo. Si el router o la estación base tiene indicadores de enlace, basta con que realices una prueba de indicadores de enlace. 

Si no puedes realizar este tipo de pruebas, intenta alguna de las siguientes opciones: solicita a tu proveedor de acceso a Internet que te cambie el módem o lleva el ordenador a otro lugar donde puedas asegurarte de que funciona (a casa de un vecino, al colegio, al trabajo, etc.).

Asegúrate de que los ajustes de software son los correctos tal como se describe en la sección Comprueba los ajustes de las preferencias de red.

Si sigues sin poder conectarte, es posible que tengas un problema de DNS. Puede que el servicio de DNS de tu proveedor de acceso a Internet no funcione, o que no lo hayas configurado correctamente.

Si sigues sin poder conectarte y el indicador de enlace del módem por cable es positivo, pero aún no has probado a sustituir el cable Ethernet, cámbialo por uno nuevo o por uno que sepas que funciona.


Comprueba los ajustes de las preferencias de red


Utiliza preferencias de red para verificar los ajustes TCP/IP y que "Ethernet integrada" es la interfaz de red primaria.

Sigue los pasos siguientes si utilizas Mac OS X v10.5:

  1. En el menú Apple selecciona Preferencias del Sistema.
  2. En el menú Ver, selecciona Red.
  3. Asegúrate de que el estado Inactivo para "Ethernet integrada" no está seleccionado en la lista de puertos de red.
  4. Asegúrate de que Ethernet integrada es la interfaz de red seleccionada, o primaria: haz clic en el botón de acción (icono de engranaje), en la parte inferior de la lista de puertos de red, y selecciona "Establecer orden de servicios...". Los servicios se pueden arrastrar dentro de la lista para cambiar su orden. Los servicios están organizados por orden descendente de prioridad.
  5. Selecciona un puerto de red de la lista de puertos para configurarlo.
  6. Haz clic en Avanzado... y, a continuación, haz clic en la ficha TCP/IP.
  7. Sigue las instrucciones de tu proveedor de acceso a Internet para configurar esta sección. Para obtener más información, consulta Mac OS X: cómo conectarse a Internet mediante cable, DSL o red de área local (LAN).
  8. Cuando termines, haz clic en Aceptar.
  9. Si has realizado algún cambio, haz clic en Aplicar ahora.

Sigue los pasos siguientes si utilizas Mac OS X v10.4:

  1. En el menú Apple selecciona Preferencias del Sistema.
  2. En el menú Ver, selecciona Red.
  3. Selecciona Puertos de red activos en el menú emergente Mostrar.
  4. Asegúrate de que la casilla de verificación "Ethernet integrada" está marcada.
  5. Arrastra "Ethernet integrada" hasta la parte superior de la lista de Configuraciones de puertos para que sea la interfaz de red preferente o primaria.
  6. Selecciona "Ethernet integrada" en el menú emergente "Mostrar".
  7. Haz clic en TCP/IP.
  8. Sigue las instrucciones de tu proveedor de acceso a Internet para configurar esta sección. Para obtener más información, consulta Mac OS X: cómo conectarse a Internet mediante cable, DSL o red de área local (LAN).
  9. Si has realizado algún cambio, haz clic en Aplicar ahora.


Cómo compartir la conexión

Si dispones de dos o más ordenadores que intentan compartir la misma conexión a Internet, asegúrate de que has configurado la red correctamente. Debes enterarte de si tu proveedor de acceso a Internet concede sólo una dirección IP o varias. Si sólo se utiliza una dirección IP, debes disponer de un router capaz de compartir la conexión mediante un sistema de “traducción de direcciones de red” (NAT) o “enmascaramiento IP”. Consulta la documentación que se incluye con el router inalámbrico para obtener más información. Consulta con la persona que configuró tu red o con el fabricante del router para obtener asistencia técnica.

Una estación base AirPort permite compartir una conexión con clientes inalámbricos.


Pasos adicionales para AirPort 

  1. Tras conectarte a Internet con éxito desde el ordenador, desconecta el módem del mismo. 
  2. Desenchufa los cables de alimentación del módem y de la estación base. 
  3. Conecta la estación base al módem.
  4. Enchufa primero el módem y, a continuación, la estación base. Espera a que los indicadores luminosos de la estación base realicen su rutina de inicio. 
  5. Arranca el ordenador e intenta conectarte a Internet utilizando la estación base. Si no puedes, utiliza el Asistente Configuración Airport (/Aplicaciones/Utilidades/) para copiar los ajustes de red del ordenador a la estación base. Si tienes una configuración de red avanzada, puede que tengas que utilizar la Utilidad Administración AirPort.


Obtén ayuda de tu proveedor de acceso a Internet

Si no has conseguido solucionar el problema siguiendo los pasos anteriores, ponte en contacto con tu proveedor de acceso a Internet.

Importante: La información sobre los productos no fabricados por Apple se proporciona sólo con fines informativos y no implica ninguna recomendación o aprobación por parte de Apple. Póngase en contacto con el proveedor para obtener información adicional.

Fecha de publicación: