Mac OS: Reconstrucción del archivo Escritorio y recuperación de iconos

Este artículo describe el archivo Escritorio: cómo y cuándo reconstruirlo (por ejemplo cuando los iconos aparecen como documentos "genéricos" o iconos de aplicaciones), por qué el archivo Escritorio no se reconstruye a veces y qué hacer en ese caso.

Nota: Los iconos genéricos de System 7 a Mac OS 9 son a veces normales. Al ver una ventana en modo Listado con el tamaño de icono más pequeño seleccionado en Opciones de visualización (o en el panel de control visualización en System 7) los iconos aparecen con formas genéricas. Esto es normal, y por lo tanto no es necesario reparar nada para intentar recuperar el icono detallado. Para ver el icono completo, cambia el tamaño de icono a cualquier tamaño superior en las opciones. Pero si el icono sigue apareciendo genérico, sigue los demás pasos que describimos a continuación. Esto ocurre sólo con el modo de visualización "Listado" (o "por Nombre" u otra opción de la lista en System 7) bajo el menú ver para una ventana concreta.

¿Qué es el archivo Escritorio?

El archivo Escritorio es un archivo invisible que se encuentra en el primer nivel de tu disco duro. Es el archivo que lleva un seguimiento de todos los documentos y aplicaciones almacenados en tu disco.

El nombre de archivo es escritorio para las versiones de System 6 y las anteriores. En System 7 y posteriores, se usan archivos invisibles llamados Desktop DB y Desktop DF.

Cuándo se debe reconstruir el archivo Escritorio

A veces, el archivo Escritorio se hace demasiado grande o quizá se vuelve inutilizable. Por lo general, es bueno reconstruir tu archivo Escritorio una vez al mes.

Síntomas de un archivo Escritorio inutilizable

Un síntoma es cuando el ordenador informa que la aplicación que ha creado el documento no se encuentra al hacer doble clic en un archivo.

Otro síntoma es cuando los iconos del escritorio aparecen como "genéricos" en vez de estar personalizados. A veces la reconstrucción del archivo Escritorio soluciona el problema.

El archivo Escritorio gestiona todos los iconos de un disco duro concreto o de un disquete. Al introducir un icono nuevo o personalizado, es posible que el archivo Escritorio no lo cargue o cargue una versión anterior del icono. Para que aparezca en el Escritorio un icono especial, se debe reconstruir el archivo Escritorio para actualizarlo y registrar el icono.

Los iconos cambian a iconos genéricos de documentos (Figura 1) o de aplicaciones (Figura 2) por varias razones, entre ellas:
Utilidades como los programas de compresión o seguridad pueden alterar los iconos.
Los iconos personalizados se dañan o se borran.
El archivo Escritorio está inutilizable.
Las aplicaciones con las que se han creado los archivos quizá no asignen iconos a los mismos.
Una aplicación que ha creado un archivo y le ha asignado un icono quizá ya no está disponible.
Un archivo quizá ha perdido la parte que indica un icono personalizado.





Figura 1 Icono genérico de documento





Figura 2 Icono genérico de aplicación


Síntomas de un archivo Escritorio muy grande

Si el archivo Escritorio se hace demasiado grande, el ordenador puede tener problemas para leerlo con eficiencia. Quizá por eso acceda el Finder muy despacio a los archivos. La reconstrucción del archivo Escritorio puede limpiar la información antigua y acelerar el acceso al Finder.

También puedes hacer una copia de seguridad del disco archivo por archivo, reinicializar el disco y restaurar los archivos. Así se reagrupan todos los archivos, se desfragmentan y se mejora la eficiencia del disco.

Cómo reconstruir el archivo Escritorio

La reconstrucción del archivo Escritorio vuelve a enlazar los documentos a las aplicaciones que les corresponde y graba de nuevo el propio archivo Escritorio.

Antes de reconstruir este archivo, asegúrate de que tienes espacio suficiente en el disco duro. El proceso de reconstrucción del Escritorio exige tener espacio libre. Una buena referencia para esto es tener siempre un 5 % del disco duro u otro volumen vacío.

Pero este procedimiento sólo funciona cuando el Finder está cargado. Aplicaciones como At Ease no cargan el Finder, así que debes cerrarlas antes de reconstruir el Escritorio.

Nota: ten en cuenta que cuando reconstruyes el archivo Escritorio, si el ordenador tiene un SO anterior a la actualización 2.0 de System 7.5, perderás cualquier nota que hayas introducido en el campo comentario dentro de las ventanas Obtener información de tus archivos.

De System 6 a System 7.1.2

Puedes reconstruir el Escritorio de forma manual manteniendo pulsadas las teclas Opción y Comando (manzana) mientras el ordenador arranca (ve la Figura 3). Haz clic en OK cuando aparezca el mensaje "¿Seguro que desea reconstruir el archivo Escritorio de su disco "su disco"? Se perderán los comentarios de las ventanas de información."

De System 7.5 a Mac OS 9

1. Antes de reconstruir el Escritorio, utiliza el Gestor de Extensiones para guardar una referencia de las extensiones activadas. Para ello, abre el panel de control Gestor de Extensiones. Luego elige Guardar grupo en el menú emergente Grupo. Cuando se abra el cuadro de diálogo Guardar grupo, introduce un nombre para las extensiones seleccionadas como "Mis Extensiones". Al cerrar el cuadro de diálogo, el nombre de tu grupo se añade al menú desplegable Grupo.
2. Desactiva todas las extensiones haciendo clic en el menú emergente Grupo y eligiendo Todas desactivadas.
3. Sigue el paso adecuado a la versión de tu sistema operativo.
- De System 7.5 a 7.5.5
Activa el panel de control Macintosh Easy Open (se encuentra en la lista de paneles de control). Haz clic en él para marcarlo.
- De Mac OS 7.6 a Mac OS 7.6.1
Activa el panel de control Macintosh Easy Open (se encuentra en la lista de paneles de control). Haz clic en él para marcarlo.
- Mac OS 8.0 a Mac OS 8.1
Activa el panel de control PC Exchange (se encuentra en la lista de paneles de control). Haz clic en él para marcarlo.
- Mac OS 8.5 a Mac OS 9
Activa el panel de control compartir archivos (se encuentra en la lista de paneles de control). Haz clic en él para marcarlo.
4. Reinicia tu ordenador presionando las teclas de Comando y Opción (ve la Figura 3) .






Figura 3 Teclas Comando y Opción

5. Cuando veas un cuadro de diálogo con el mensaje "¿Seguro que desea reconstruir el archivo Escritorio de su disco "su disco"?" suelta las teclas y haz clic en OK (con sistemas anteriores a Mac OS 7.6, aparecerá un mensaje acerca de que se pueden perder los comentarios de la ventana de Información).
6. Una vez reconstruido el archivo Escritorio, abre los Paneles de Control en el menú Apple.
7. Abre el panel de control Gestor de Extensiones.
8. Vuelve a activar tus extensiones. Haz clic en el menú desplegable de Grupo y selecciona el nombre que le diste a tus extensiones en el paso 1.
9. Reinicia el ordenador.

Mac OS X 10.0 y posteriores

En Mac OS X, la reconstrucción del archivo Escritorio sólo es aplicable al entorno Classic.
1. Selecciona las Preferencias del Sistema en el menú manzana.
2. Haz clic en el icono Classic.
3. Haz clic en la pestaña Avanzado.
4. Haz clic en Reconstruir Escritorio.

Por qué a veces no se reconstruye el archivo Escritorio

Hay varias razones por las que quizá tengas dificultades al reconstruir el Escritorio.

Un extensión del sistema conflictiva

Una extensión del sistema puede interferir a veces en la reconstrucción del archivo Escritorio. Para resolverlo prueba a hacer lo siguiente:

Con las versiones de System 6, elimina todas las extensiones no Apple de la Carpeta del Sistema. Luego reconstruye el archivo Escritorio con las teclas Opción y Comando pulsadas mientras se reinicia el ordenador (ve la Figura 3).

De System 7 a 7.1.2: reconstruye el Escritorio desactivando las extensiones de esta forma:
1. Pulsa la tecla Shift mientras que el ordenador arranca.
2. En cuanto veas aparecer "Bienvenido a Macintosh extensiones desactivadas", suelta la tecla Shift y pulsa las teclas Comando y Opción (ve la Figura 3).
3. Sigue pulsando las teclas Comando y Opción hasta que el sistema te pregunte si estás seguro de que quieres reconstruir el archivo Escritorio.
4. Suelta las teclas y haz clic en OK.

Con los System 7.5 y posteriores, sigue el procedimiento de la sección anterior que menciona al Gestor de Extensiones.

Si has utilizado herramientas de compresión o seguridad, y las soluciones anteriores no funcionan, contacta con los fabricantes para encontrar una solución.

Memoria insuficiente para reconstrucción

Con el System 7 ya no es necesario cambiar el tamaño de la partición del Finder como ocurría con System 6. La única forma de cambiar el tamaño de la partición del Finder bajo System 7 es o bien usando ResEdit o bien arrancando con System 6.0.x y cambiando la partición desde allí.

Con System 7, el Finder tiene que hacer un trabajo distinto que con System 6.0.x. El sistema se sirve de la base de datos del Escritorio en vez del gestor de recursos, lo que alivia los posibles tapones en el sistema. Si es necesario, el Finder pude obtener memoria adicional de otros lugares como System Heap.

Realmente no hay ninguna razón por la que deberías alterar el tamaño de la partición del Finder bajo System 7.

Al aumentar la partición del Finder se reserva más memoria para el Finder y se incrementa el tamaño de tu System Heap. En consecuencia, se asigna la memoria al System Heap pero se merma la cantidad de memoria para aplicaciones.

Si quieres probar a cambiar la partición arrancando con System 6.0.x, a continuación te explicamos lo que tienes que hacer (como este procedimiento exige que arranques desde un disquete del 6.0.x, y la mayoría de los Mac lanzados después de System 7, incluidos Quadra y PowerBook, carecen de disquetera, no podrás seguir esta opción).

Estos son los pasos para los ordenadores Macintosh que pueden arrancar desde System 6.0.x:
1. Reinicia tu Mac desde un disquete con System 6, como el disco de herramientas 800 K del kit de actualización personal (pero no el disco de herramientas de alta densidad que contiene System 7).
2. Busca el archivo Finder y haz clic en él. Abre la Carpeta del Sistema de tu disco duro Mac (no el Finder del disquete).
3. Selecciona Obtener Información del menú Archivo y aumenta el volumen de memoria asignado al Finder en el campo Tamaño actual.
4. Cierra la ventana Obtener información.
5. Reinicia el ordenador (desde el disco duro) bajo System 7.

Qué hacer si la reconstrucción del Escritorio no restaura tus iconos

Si la reconstrucción no restaura tus iconos, abre Primera Ayuda para ver si hay algo que puedas reparar. Si son archivos concretos (distintos de los iconos personalizados) los que tienen iconos genéricos, puede ocurrir lo siguiente:
Quizá no tengas ya la aplicación con la que se crearon.
Estos archivos quizá hayan perdido una parte de su información. Si al ejecutar Primera Ayuda no se corrige el problema prueba a usar productos de terceros como Norton Utilities, TechTool Pro y otras utilidades de disco para recuperar esas partes perdidas.
La aplicación que los creó quizá no les asigne un icono, consulta al desarrollador de la misma.
Quizá estés usando iconos personalizados, que el archivo Escritorio no puede reconstruir. Para más información, consulta el documento 7848 del Centro de Conocimientos: " Mac OS: Creación y uso de carpetas con iconos personalizados."

Fecha de publicación: