Anular los Apple Remote antiguos enlazados al Apple TV 4K o al Apple TV (4.ª generación)

Descubre cómo configurar tu Apple Remote (blanco o aluminio) para que solo controle los dispositivos que tú quieres.

Este artículo se ha archivado y Apple ya no lo actualiza.

Haz que tu Apple Remote antiguo deje de controlar el Apple TV 4K o el Apple TV (4.ª generación)

Si utilizas un Apple Remote (blanco o aluminio) para controlar un Apple TV antiguo o un Mac en la misma zona que tu Apple TV 4K o Apple TV (4.ª generación), es posible que el Apple Remote (blanco o aluminio) controle todos tus dispositivos. 

Si no quieres que el Apple Remote (blanco o aluminio) funcione con el Apple TV 4K o el Apple TV (4.ª generación), sigue estos pasos:

  1. Apunta el Apple Remote (blanco o aluminio) hacia el Apple TV (2.ª o 3.ª generación) o el Mac.
  2. Mantén pulsados los botones de izquierda y Menú a la vez durante seis segundos.
  3. Desconecta el Apple TV (2.ª o 3.ª generación) o el Mac para no tener que deshabilitar el mando para ese dispositivo.
  4. Apunta el Apple Remote (blanco o aluminio) hacia Apple TV 4K o el Apple TV (4.ª generación).
  5. Mantén pulsados los botones Menú y derecha a la vez durante seis segundos. 
  6. Mantén pulsados los botones de Menú y selección a la vez hasta que el LED empiece a parpadear en el Apple TV.
  7. Prueba a controlar el Apple TV 4K o el Apple TV (4.ª generación) con el mando. Si puedes controlar el Apple TV, repite los pasos 5 y 6.
  8. Conecta el otro dispositivo y asegúrate de que funciona. El mando ya no debería poder controlar el Apple TV.

Incluso después de deshabilitar el mando, el indicador LED seguirá parpadeando en el Apple TV 4K o el Apple TV (4.ª generación) cuando utilices el mando con otros dispositivos. 

Volver a controlar el Apple TV 4K o el Apple TV (4.ª generación) con el mando antiguo

Si quieres volver a controlar el Apple TV 4K o el Apple TV (4.ª generación) con el Apple Remote (blanco o aluminio), lo puedes configurar:

  1. Desconecta todos los Apple TV (2.ª o 3.ª generación) o Mac de la zona para no tener que deshabilitar el mando para ese dispositivo.
  2. Apunta el Apple Remote (blanco o aluminio) hacia Apple TV 4K o el Apple TV (4.ª generación).
  3. Mantén pulsados los botones de izquierda y Menú a la vez durante seis segundos.
  4. Prueba a controlar el Apple TV 4K o el Apple TV (4.ª generación) con el mando. Si no lo puedes controlar, repite el paso 3.
  5. Conecta el otro dispositivo y asegúrate de que funciona con el mando.
Fecha de publicación: