Acerca de las anomalías de píxeles en las pantallas LCD para productos de Apple lanzados antes de 2010

En este documento se define el término "anomalía de píxeles", se explica por qué surgen estas anomalías y se describe el método a seguir si crees que la pantalla LCD tiene una cantidad de anomalías de píxeles mayor de lo aceptable.

Nota: Para los productos lanzados en 2010 y posteriormente, consulta Acerca de las anomalías de píxeles en las pantallas LCD para productos Apple lanzados en 2010 y posteriores.

Muchos productos de Apple usan paneles LCD de matriz activa, incluidos el iMac (pantalla plana), el MacBook Pro, el MacBook, el iBook, el PowerBook, los monitores Apple Cinema Display y los modelos de iPod con pantalla a color. Además de ligereza y delgadez, la tecnología LCD de matriz activa proporciona a los clientes una serie de ventajas de rendimiento visual en comparación con las pantallas tradicionales basadas en el tubo de rayos catódicos (CRT), como un brillo, una nitidez y una relación de contraste más elevados.

La tecnología LCD de matriz activa utiliza filas y columnas de ubicaciones direccionables (píxeles) que muestran el texto y las imágenes de la pantalla. Cada ubicación de píxel consta de tres subpíxeles independientes (rojo, verde y azul) que permiten que la imagen se muestre a todo color. Cada subpíxel tiene un transistor asociado responsable de encender o apagar el subpíxel.

Normalmente hay millones de estos subpíxeles en una pantalla LCD. Por ejemplo, el panel LCD usado en la pantalla Apple Cinema HD Display está formado por 2,3 millones de píxeles y 6,9 millones de subpíxeles rojos, verdes y azules. A veces, un transistor no funciona perfectamente, lo que puede provocar que el subpíxel afectado se encienda (brillante) o se apague (oscuro). Teniendo en cuenta los millones de subpíxeles que incluye una pantalla, es ciertamente posible contar con un reducido número de transistores defectuosos en un LCD. Por consiguiente, se considera aceptable que exista un cierto número de anomalías de subpíxeles. Rechazar todos los paneles LCD que no sean perfectos implicaría un aumento considerable del precio de los productos que utilizan pantallas LCD. Estos factores se aplican a todos los fabricantes que usan la tecnología LCD, no solo a los productos de Apple.

Si piensas que tu pantalla presenta un elevado número de anomalías de píxeles, lleva el producto de Apple a un Proveedor de servicios autorizado Apple para que lo examinen detalladamente. El examen del producto puede conllevar una tarifa.

Fecha de publicación: