Aislar problemas en Mac OS X

Al usar este enfoque, puedes obtener información sobre cómo aislar un problema para encontrar la causa raíz o, al menos, para determinar la secuencia de eventos que lo originó. Usar este enfoque podría ayudarte a resolver el problema, ubicar otros artículos de soporte, escribir mejores informes para Apple Discussions o contactarte con el soporte técnico de AppleCare.

Empieza por hacerte preguntas básicas que te ayuden a describir el problema:

¿Cuál es el problema?

Al responder esta pregunta, asegúrate de recordar las alertas o los mensajes de "error" que aparezcan. Y también de describir cualquier comportamiento inesperado que tengan el hardware o el software, además de otros detalles que creas relevantes.

Los usuarios que estén acostumbrados a leer registros deberían revisarlos en el Perfil del Sistema de Apple para obtener cualquier información importante. Si no tienes experiencia en la lectura de registros, es preferible que no los uses a menos que se te indique buscar algún mensaje específico.

¿Cuándo sucede?

  • Si puedes identificar una secuencia de eventos que origina el problema, asegúrate de documentar todas las instancias.
  • Si parece que el problema ocurre periódicamente, asegúrate de registrar el horario en que pasa. ¿Solo sucede en determinados momentos (por ejemplo, todos los días a las 9:00) o de forma periódica (por ejemplo, cada 47 minutos)?
  • Si el problema ocurre irregularmente, y no puedes describir cuándo volverá a suceder, las sugerencias que incluimos más abajo te ayudarán a solucionarlo a largo plazo con solo realizar ciertos cambios y ver si desaparece.
  • Si el problema ocurre justo después de encender la computadora tras instalar software de otros fabricantes, descubre qué puedes hacer.
  • También puedes solucionar cualquier otro problema que ocurra durante el proceso de encendido.

Si estas sugerencias no solucionan el problema, comunícate con AppleCare o el proveedor de servicios autorizado por Apple más cercano para recibir asistencia.

¿Cuándo empezó el problema?

Presta atención a todos los cambios que se realizaron recientemente a la computadora y al software, ya que podrían influir en el problema. ¿Se instaló software o hardware nuevo?

Consultar la documentación

Una vez que puedas describir el problema, recurre a fuentes conocidas de documentación y busca los términos clave que identificaste.

Si lo afectado es un programa de aplicación, primero consulta cualquier archivo Léame que venga incluido con ese programa. Podría describir los problemas conocidos.

Si el problema está relacionado con un producto de otro fabricante, consulta el sitio web del fabricante o editor para obtener más información.

¿El software y el firmware están actualizados?

Como regla general, asegúrate de estar usando la última versión de software Apple o de otros fabricantes para contar con mayor compatibilidad. También verifica que el firmware de la computadora esté actualizado.

¿Se trata de un problema de software o de hardware?

Presta atención a las pistas importantes.

  • Si parece que el problema es específico de una determinada aplicación o función de Mac OS X, soluciona los problemas del software antes de empezar con el hardware.
  • Si el problema se manifiesta cuando enciendes la computadora (a menos que el equipo no prenda), soluciona los problemas del software antes de empezar con el hardware.
  • En caso de que existan otros problemas o de que las tareas de solución de problemas del software no funcionen, usa el resto de este documento.

Usar Utilidad de Discos para buscar errores de disco y problemas con los permisos

Es posible que estos problemas contribuyan a otros síntomas, pero, por lo general, son fáciles de solucionar.

¿Puedes determinar que el origen del problema está en un dispositivo del hardware?

Es probable que los problemas con un dispositivo de hardware, a veces, parezcan problemas de software, pero no se solucionan con las tareas de solución de problemas de software. Descarta la posibilidad de que el hardware sea la causa (o, al contrario, determina que un problema ocurre en el software):

  1. Desconecta todos los dispositivos externos. Si la computadora es una iBook o PowerBook, desconecta todos los dispositivos externos. Si tienes una iMac, desconecta todos los dispositivos, menos el teclado y el mouse Apple. Si tienes una Power Mac, desconecta todos los dispositivos externos, menos una pantalla (que tiene que estar conectada a un puerto de video integrado y original), y el teclado y el mouse originales Apple. Si esto soluciona el problema, agrega los dispositivos de a uno (primero, si es necesario, apaga el equipo) para encontrar cuál es el que causa la falla.
  2. Si vino con la computadora, inserta el CD de Apple Hardware Test. Usa la prueba ampliada. Si encuentras algún problema, ve al paso 3, o bien comunícate con AppleCare o tu proveedor de servicios autorizado por Apple más cercano para combinar un diagnóstico y, de ser necesario, realizar tareas de reparación.
  3. Apaga la computadora y extrae las mejoras de memoria de otros fabricantes, las tarjetas de expansión, los discos duros adicionales u otras mejoras internas del hardware. Si no te sientes cómodo con ese procedimiento, un proveedor de servicios autorizado por Apple puede ayudarte. Si el problema no está relacionado con el hardware Apple, es posible que te cobre una tarifa por el servicio. Como alternativa, tal vez desees saltearte este paso e ir directamente a la sección "Reinstalar Mac OS X", que se encuentra a continuación.
    • Si se solucionó el problema, vuelve a agregar los dispositivos de a uno. Cuando el problema vuelva a ocurrir, extrae el último dispositivo que agregaste. Si el problema desaparece nuevamente, acabas de identificar la causa. Si el dispositivo tenía incluido software, intenta eliminarlo e instalarlo otra vez. También puedes comunicarte con el proveedor o el fabricante del dispositivo para que te informen sobre los pasos específicos de solución de problemas.
    • Recomendamos que pruebes los dispositivos en todos los puertos con lo que son compatibles. Si un dispositivo USB funciona en el puerto USB 1, pero no en el 2, intenta conectar otros dispositivos al puerto 2. Es posible que los puertos de la computadora no estén funcionando bien.

Reinstalar Mac OS X

Si el problema continúa ocurriendo, deberías ser capaz de solucionarlo reinstalando Mac OS X.

  • Para Mac OS X v10.6, solo tienes que reinstalar Mac OS X v10.6 desde el disco de instalación.
     
  • Para Mac OS X v10.2, 10.3, 10.4 o 10.5, realiza una instalación de tipo Archivar e instalar.

    Consejo: Después de una instalación de este tipo, no podrás regresar a tu Sistema anterior, pero puedes elegir la opción de conservar los datos de usuario y los ajustes de red existentes a fin de conservar tus aplicaciones y configuraciones originales, además de los documentos y las cuentas de usuario.

  • Para Mac OS X v10.1.5 o anterior, es necesario borrar el volumen de Mac OS X antes de reinstalar Mac OS X. El próximo párrafo describe los pasos.

Si el problema continúa, haz un respaldo de los datos necesarios, enciende la computadora desde un CD de instalación o restauración de Mac OS X, borra el volumen de Mac OS X, reinstala Mac OS X y restaura cualquier software Apple adicional.

Reinstala las herramientas de software adicionales de a una y reinicia la computadora después de cada instalación. Para obtener mejores resultados, usa la computadora durante varias horas tras cada instalación a fin de determinar si ese software específico contribuyó al problema. Reinstalar todo al mismo tiempo sin prestar atención a cuándo volvió a presentarse el problema puede llevar a que debas repetir este proceso.

Advertencia: Elegir Borrar e instalar eliminará completamente los contenidos del volumen elegido antes de instalar Mac OS X. Asegúrate de hacer un respaldo de los archivos antes de seguir con el proceso.

Fecha de publicación: