Comprobar si hay problemas de Wi-Fi con tu Mac

Tu Mac puede analizar las conexiones de Wi-Fi en busca de determinados problemas y luego recomendar soluciones.

Comprobar las recomendaciones acerca de Wi-Fi

Cuando la Mac con macOS Sierra intenta conectarse a una red Wi-Fi, comprueba si existen problemas que afecten su estabilidad para crear una conexión rápida, estable y segura. Si la Mac detecta un problema, aparece un nuevo elemento en el menú de estado de Wi-Fi en la barra de menús: Recomendaciones acerca de Wi-Fi. Selecciónalo para ver las soluciones recomendadas:

Analizar tu entorno inalámbrico

La Mac puede usar Diagnóstico Inalámbrico para realizar análisis adicionales. 

  1. Cierra las apps que estén abiertas y, de ser posible, conéctate a tu red Wi-Fi.
  2. Mantén presionada la tecla Option y selecciona Abrir Diagnóstico Inalámbrico en el menú de estado Wi-Fi .
  3. Escribe tu nombre de administrador y tu contraseña cuando se te solicite.

Diagnóstico Inalámbrico comienza a analizar tu entorno inalámbrico:

Si el problema se manifiesta de manera intermitente, puedes supervisar la conexión Wi-Fi:


Cuando estés listo para ver recomendaciones, pasa al resumen. Diagnóstico Inalámbrico solicita información opcional sobre la estación base u otro router para poder incluirla en el informe que guarda en la Mac.

Haz clic en el botón de información junto a cada elemento en el resumen para ver detalles sobre ese elemento. Los procedimientos de uso recomendados de redes Wi-Fi son sugerencias que se aplican a la mayoría de las redes Wi-Fi.


Realiza un respaldo o toma nota de la configuración de tu red o router antes de realizar cambios según estas recomendaciones en caso de que necesites volver a usarla.

Supervisar la conexión Wi-Fi

Tu Mac puede supervisar la conexión Wi-Fi en busca de problemas intermitentes, como desconexiones inesperadas. Sigue los pasos para analizar tu entorno inalámbrico, pero selecciona Supervisar mi conexión Wi-Fi, cuando se te solicite.

Durante la supervisión, una ventana muestra que la supervisión está en curso. La supervisión continúa mientras la ventana está abierta y estás en la misma red Wi-Fi, incluso cuando la Mac está en reposo.

Si Diagnóstico Inalámbrico detecta un problema, detiene la supervisión y muestra una descripción breve del problema. Luego, puedes regresar a la supervisión o pasar al resumen para ver detalles y recomendaciones.

Crear un informe de diagnóstico

Diagnóstico Inalámbrico guarda automáticamente un informe de diagnóstico antes de mostrar un resumen de este. Puedes crear el mismo informe en cualquier momento. Para hacerlo, mantén presionada la tecla Option y selecciona Crear informe de diagnóstico en el menú de estado de Wi-Fi . Puede que la Mac tarde algunos minutos en crear el informe.

  • macOS Sierra guarda el informe en la carpeta /var/tmp del disco de arranque y luego abre la carpeta para ti.
    Para abrir la carpeta manualmente, selecciona Ir > Ir a la carpeta en la barra de menús del Finder y luego escribe /var/tmp.
  • OS X El Capitan y las versiones anteriores guardan el informe en el escritorio.

El informe es un archivo comprimido con un nombre que empieza con “WirelessDiagnostics”. Contiene muchos archivos que describen tu entorno inalámbrico en detalle. Un técnico en redes puede examinarlos para un análisis más exhaustivo.

Usar otras utilidades de diagnóstico

Diagnóstico Inalámbrico incluye utilidades adicionales para técnicos en redes. Ábrelas desde el menú Ventana en la barra de menús de Diagnósticos Inalámbricos.

  • Información recopila detalles clave sobre tus conexiones de red actuales.

  • Registros activa el registro en segundo plano para Wi-Fi y otros componentes del sistema. El resultado se guarda en un archivo .log en la ubicación del informe de diagnóstico de la Mac. El registro continúa incluso cuando cierras la app o reinicias la Mac, así que recuerda desactivar el registro cuando hayas finalizado.

  • Exploración encuentra los routers Wi-Fi en tu entorno y recopila detalles clave sobre ellos.

  • Rendimiento utiliza gráficos activos para mostrar el rendimiento de tu conexión Wi-Fi:
    • Velocidad muestra la velocidad de transmisión en el tiempo en megabits por segundo.
    • Calidad muestra la relación señal-ruido en el tiempo. Cuando la calidad es demasiado baja, tu dispositivo se desconecta del router Wi-Fi. Entre los factores que afectan la calidad, se incluyen la distancia entre el dispositivo y el router, y objetos como paredes que obstaculizan la señal del router. 
    • Señal muestra la medición tanto de la señal (RSSI) como del ruido en el tiempo. Es conveniente que el RSSI sea alto y el ruido sea bajo, por lo que, cuanto mayor sea la diferencia entre el RSSI y el ruido, mejor. 
  • Detección captura el tráfico en la conexión Wi-Fi, lo que puede resultar útil al diagnosticar un problema reproducible. Selecciona un canal y un ancho; luego, haz clic en Iniciar para comenzar a capturar el tráfico en ese canal. Cuando haces clic en Detener, se guarda un archivo .wcap en la ubicación del informe de diagnóstico de la Mac.

  • Supervisar es similar a la utilidad Rendimiento, pero muestra una ventana más pequeña que incluye un gráfico que muestra la medición de la señal (RSSI) y el ruido en el tiempo, y otro gráfico que muestra la velocidad de transmisión en el tiempo.

Más información

Recomendaciones adicionales para un mejor rendimiento del Wi-Fi:

  • Mantén el router actualizado. Para una estación base AirPort Time Capsule, AirPort Extreme o AirPort Express, busca el firmware más reciente con la Utilidad AirPort. Para los routers que no son Apple, visita el sitio web del fabricante. 
  • Configura tu router según la configuración recomendada de Apple y asegúrate de que todos los routers Wi–Fi en la misma red utilicen una configuración similar.
  • Si utilizas un router Wi-Fi de doble banda, asegúrate de que ambas bandas utilicen el mismo nombre de red.
Fecha de publicación: