Idiomas

Archivado - Solución de problemas con discos duro: Reformatear

Este artículo describe cuando hay que volver a dar formato al disco rígido de un ordenador Macintosh, y está orientado a la reparación de daños producidos en la estructura del formato del disco, usando las utilidades de disco de Apple. Contiene también una introducción a la terminología.

Este artículo se ha archivado y Apple ya no lo actualiza.

PROCEDIMIENTOS PARA SOLUCIONAR PROBLEMAS

Estos dos procedimientos para solucionar problemas se centran en los daños en la estructura de formato, una de las principales causas que motivan la necesidad de reformatear el disco. Usando las utilidades de disco de Apple, uno de los procedimientos se refiere a los daños en la estructura lógica del formato, y el otro a los daños en la estructura física del formato. Ambos procedimientos conducen a reformatear el disco, pero están organizados para evitarlo cuando sea posible.

La sección "Terminología" explica brevemente los conceptos, pero leerla no es un requisito previo para usar estos procedimientos.

    Síntomas

    Los daños en la estructura del formato pueden provocar errores de lectura y escritura, pérdida de archivos y la imposibilidad de abrir, mover, copiar o eliminar archivos. También pueden producirse daños en los datos almacenados en la unidad, de modo que casi cualquier problema de software o mensaje de error de Mac OS podría significar indirectamente que hay daños en la estructura del formato. Aunque el error -127 es un indicador más común que algunos otros, hay que confirmar el problema usando la utilidad de disco adecuada siempre que se sospeche que hay daños.

    Cuándo hay que usar estos procedimientos

    - Procedimiento hacia un formato de alto nivel: Debe usarse siempre que se quieran solucionar problemas con los síntomas descritos, pero hay que seguirlo antes de realizar tareas que consuman mucho tiempo, como limpiar o instalar el sistema operativo.

    - Procedimiento hacia un formato de bajo nivel: Debe usarse siempre que los síntomas indiquen que el otro procedimiento puede haber fallado, o cuando se utilice la función de pruebas de disco de las utilidades de formato de Apple: Configuración de unidades, Apple HD SC Setup o Internal HD Format.



Procedimiento hacia un formato de alto nivel
(reparación de daños en la estructura lógica del formato)

1. Arranca el ordenador desde un disco diferente al que está dañado.

Si estás pulsando Comando-Alt-Mayús-Suprimir durante el arranque, suelta las teclas en el momento en que aparezca la pantalla de arranque, o puede que el disco rígido no se monte. Nota: Esta secuencia de teclas no funciona con todos los modelos Macintosh y no se admite. Pulsar la tecla "c" durante el arranque es otro método.

2. Abre Primera Ayuda desde un disco diferente al que está dañado.

3. ¿El volumen que hay que reparar aparece en la ventana de Primera Ayuda?

    S�?: Ve al paso siguiente.
    NO: Sal de Primera Ayuda. Ve al paso 7.


4. En la ventana de Primera Ayuda, selecciona el volumen que hay que reparar, a continuación inicia la función de reparación. Espera hasta que se complete. ¿Primera Ayuda ha confirmado que el volumen parece estar bien o que se ha reparado satisfactoriamente?

    S�?: Para. No formatees. La estructura lógica del formato no está dañada. Para verificar el resultado, puede repetirse este paso.
    NO: Repite este paso. Si la respuesta persiste, ve al siguiente paso.

5. ¿Primera Ayuda ha confirmado que ha localizado los problemas pero que no puede resolverlos?

    S�?: Sal de Primera Ayuda. Ve al paso 8.
    NO: Ve al paso siguiente.

6. Primera Ayuda informa que no puede arrancar ni continuar la reparación debido a algún otro problema.
Si no está claro cuál es la naturaleza del problema, ten en cuenta lo siguiente: Primera Ayuda no reparará un disco que esté protegido contra escritura, que no sea HFS, que tenga aplicaciones abiertas en ese momento, cuando el driver del disco rígido esté dañado o que esté siendo usado como memoria virtual. Si todo lo demás falla, sal de Primera Ayuda y ve al paso 8.

7. Apaga el ordenador y desconecta todos los dispositivos externos excepto el teclado, el ratón y el monitor. Si el disco que hay que reparar está entre ellos, déjalo sólo conectado.

Arranca el ordenador desde un disco de sistema y abre Configuración de unidades, Apple HD SC Setup o Internal HD Format (la sección "Utilidades" de este artículo explica cual se debe usar).

    ¿El disco que hay que reparar aparece en la ventana de la utilidad de disco?
    S�?: Ve al paso siguiente.
    NO: Para. Puede haber un problema de hardware. NOTA: Puede que Internal HD Format no localice el disco si está usando un driver de disco rígido instalado por otra utilidad como por ejemplo Configuración de unidades. Si tienes cualquier duda, utiliza Configuración de unidades.

8. Si llegas a este paso por segunda vez, ve ahora al paso 11.

Abre Configuración de unidades o Apple HD SC Setup (la sección "Utilidades" de este artículo explica cuál debe usarse). Internal HD Format no puede usarse en este paso porque no tiene una opción propia para instalar el driver de disco rígido. Si se puede, usa Configuración de unidades; si no, ve ahora al paso 11.

¿Está gris el botón o el comando de menú para "actualizar" el driver?

    S�?: Ve al paso 10.
    NO: Ve al paso siguiente.

9. Actualiza el driver de disco rígido. ¿El driver se ha instalado correctamente?

    S�?: Sal de la utilidad de disco, apaga el ordenador y vuelve al paso 1.
    NO: Ve al paso 12.


10. Puede que la versión del driver de disco rígido ya instalada sea más nueva que la que instala la utilidad de disco. La versión más actual de cada utilidad de Apple puede descargarse de las Descargas de software de Apple. Si estás usando Internal HD Format, descarga y cambia a Configuración de unidades. Si no hay una utilidad de disco más nueva, ve ahora al paso 12.

Si se ha instalado un driver de disco rígido de terceros, debería actualizarse con la utilidad que lo instaló. La Knowledge Base contiene información sobre cómo identificar los drivers de disco rígido.

Usa la utilidad de disco más nueva para intentar actualizar de nuevo el driver. ¿Se ha podido instalar el driver?

    S�?: Sal de la utilidad de disco, apaga el ordenador y vuelve al paso 1.
    NO: Ve al paso 12.


11. Intenta usar una versión más nueva de Primera Ayuda, si es que existe. La versión más actual de Primera Ayuda puede descargarse de las Descargas de Software de Apple. Si no hay una versión más nueva, o bien continúa ahora con el siguiente paso, o bien intenta usar una utilidad de reparación de discos diferente. Al final de este artículo hay una lista de utilidades de disco comerciales disponibles.

¿Intentarás usar una utilidad de disco diferente o una versión más nueva de Primera Ayuda?

    S�?: Vuelve al paso 1 y usa la nueva Primera Ayuda. Si usas una utilidad de disco de terceros, sigue el procedimiento indicado por dicha utilidad.
    NO: Ve al paso siguiente.


12. Inicializa el disco usando la utilidad de formato de Apple apropiada. Si estás usando Configuración de unidades, no la configures para realizar un formateo de bajo nivel (un formato de alto nivel es el valor predeterminado).

PRECAUCIÓN: Cuando se formatea un disco, toda la información contenida en él se borra definitivamente. Si se puede, primero hay que copiar los archivos importantes en otro disco.

Si se ha instalado un driver de disco rígido de terceros, puede que las utilidades de formato de Apple no puedan formatear el disco, aunque las versiones más nuevas sí pueden funcionar. Usa una utilidad de disco de terceros si hace falta. La Knowledge Base contiene información sobre cómo identificar los drivers de disco rígido.

13. ¿El formato se ha completado satisfactoriamente?

    S�?: Para. La estructura lógica del formato se ha vuelto a crear y ya no está dañada.
    NO: Ve al paso siguiente.


14. ¿Apple HD SC Setup o Internal HD Format han fallado al intentar formatear?

    S�?: Intenta formatear de nuevo el disco. Si sigue fallando, para. Puede haber un problema de hardware.
    NO: Ve al paso siguiente.


15. ¿Ha fallado el formateo usando Configuración de unidades o cualquier otra utilidad configurada para dar formato de alto nivel? (Un formato de alto nivel normalmente se completa en menos de un minuto; un formato de bajo nivel tarda mucho más.)

    S�?: Ve a la siguiente sección, "Procedimiento hacia un formato de bajo nivel".
    NO: Para. Puede haber un problema de hardware.


Procedimiento hacia un formato de bajo nivel
(reparación de daños en la estructura física del formato)

1. Sigue las instrucciones de "Procedimiento hacia un formato de bajo nivel" hasta que te indique que pares. Recuerda que ninguno de estos procedimientos reparará un problema de hardware.

2. Arranca el ordenador desde un disco diferente al que está dañado.

3. ¿El disco acaba de ser formateado por Apple HD SC Setup, Internal HD Format u otra utilidad configurada para crear un formato de bajo nivel? (Un formato de alto nivel normalmente se completa en menos de un minuto; un formato de bajo nivel tarda mucho más.)

    S�?: Para. El formato de bajo nivel se ha completado satisfactoriamente, lo que confirma que la estructura física del formato no está dañada.
    NO: Ve al paso siguiente.


4. ¿Tu ordenador está basado en PCI? (Los ordenadores basados en PCI incluyen el PowerBook 3400 y todos los de la serie PowerBook G3 y posteriores, además de todos los Power Macintosh que no sean de las series 6100, 7100 y 8100.)

    S�?: Ve al paso siguiente.
    NO: Ve al paso 8.

5. Abre la carpeta del Sistema del disco de arranque actual (no del disco que hay que reparar), a continuación, abre la carpeta Extensiones que hay en su interior. ¿Está presente la extensión Insomnia?

    S�?: Ve al paso 8.
    NO: Ve al paso siguiente.



Figura 1. Insomnia

6. Abre el menú Apple y selecciona Paneles de Control. ¿Está el Economizador de energía entre los Paneles de Control, y puede abrirse satisfactoriamente?

    S�?: En la ventana Economizador de energía, haz clic en "Mostrar detalles", a continuación ajusta cada control a "Nunca". Cierra el panel de control y ve al paso 8.
    NO: Ve al paso siguiente.

7. Puede que los ordenadores Macintosh basados en PCI pasen al modo reposo durante una prueba de disco si se dejan desatendidos durante más de 30 minutos, lo que provocará que la prueba falle. Selecciona una de estas medidas preventivas antes de continuar con el siguiente paso.

    1. Durante la prueba de disco, no dejes que pasen más de 30 minutos sin poner a cero el cronómetro de reposo, lo cual puede realizarse con un simple movimiento del ratón.
    2. Crea un disco de arranque que incluya tanto el panel de control Economizador de energía como la extensión del Economizador de energía, situados cada uno en sus ubicaciones respectivas en la Carpeta del Sistema. Después de arrancar desde ese disco, abre el panel de control Economizador de energía y ajusta cada control a "Nunca".
    3. Crea un disco de arranque que contenga la extensión Insomnia en la carpeta Extensiones. Esta extensión se puede obtener de la Carpeta del Sistema que hay en el CD del sistema que la incluye.


8. Abre la utilidad de formato Apple adecuada de un disco diferente al que hay que reparar, a continuación arranca la función "Probar disco", "Probar" o "Explorar por si hay defectos", según la utilidad. La prueba puede tardar una hora o más en completarse, dependiendo del disco.

¿La utilidad de disco informa de que no se han encontrado errores, o se han corregido o reparado?

    S�?: Para. No formatees. La estructura física del formato no está dañada.
    NO: Ve al paso siguiente.

9. Antes de dar formato de bajo nivel primero es mejor aislar el ordenador de los dispositivos externos, ya que pueden impedir que el formato se realice satisfactoriamente. Apaga el ordenador y desconecta todos los dispositivos externos excepto el teclado, el ratón y el monitor. Si el disco que hay que formatear está entre ellos, déjalo sólo conectado.

10. Haz un formateo de bajo nivel del disco. Apple HD SC Setup e Internal HD Format siempre realizan formatos de bajo nivel, sin embargo, Configuración de unidades no, si no se lo configura especialmente para ello: Selecciona "Opciones de inicialización" del menú Funciones, a continuación haz clic en "Formato de bajo nivel".

PRECAUCIÓN: Cuando se formatea un disco, toda la información contenida en él se borra definitivamente. Si se puede, primero hay que copiar los archivos importantes en otro disco.

Si se ha instalado un driver de disco rígido de terceros, puede que las utilidades de formato de Apple no puedan formatear el disco, aunque las versiones más nuevas sí pueden funcionar. Usa una utilidad de disco de terceros si hace falta. La Knowledge Base contiene información sobre cómo identificar los drivers de disco rígido.

¿El formato se ha completado satisfactoriamente?

    S�?: Para. La estructura física del formato se ha vuelto a crear y ya no está dañada.
    NO: Para. Puede haber un problema de hardware.



TERMINOLOG�?A

FORMATO DE BAJO NIVEL
Un formato de bajo nivel crea la estructura física del formato del disco rígido grabando marcadores magnéticos que dividen el espacio utilizable total en sectores y pistas, sentando las bases sobre las que un formato de alto nivel construye la estructura lógica del formato. Las unidades que adquieren los consumidores hoy en día vienen en formato de bajo nivel, y muchas traen ya hecho el formato de alto nivel para Mac OS o para otros sistemas operativos.

Dado que recrea la estructura física del formato, el formato de bajo nivel puede reparar daños en esta estructura que no pueden arreglarse a través del cambio de sectores de Configuración de unidades u otras utilidades, pero en el proceso borra el disco.

Realizar un formateo de bajo nivel tarda mucho más tiempo que un formateo de alto nivel. Los discos más pequeños requieren al menos varios minutos; los más grandes, una hora, dos horas o más.

FORMATO DE ALTO NIVEL
Un formato de alto nivel crea la estructura lógica del formato del disco rígido, que está compuesta por estructuras de datos tales como bloques de arranque, bloques de información del volumen, mapas binarios del volumen, árbol de porciones (extents), árbol del catálogo y árbol de datos; estructuras que a menudo reciben el nombre colectivo de estructura de directorios y que tienen que ver con el mantenimiento de la información en el disco y la ubicación de los datos almacenados en él.

Estas estructuras admiten volúmenes HFS (sistema jerárquico de archivos), que se crean en el proceso y están representados en el escritorio por el icono del disco. Así, un formato de alto nivel completa el proceso de preparación del disco para recibir el sistema operativo y los datos de cualquier usuario. También se graba un driver de disco, que maneja las funciones de escritura y lectura en el disco rígido.

Como recrea la estructura lógica del formato, el formato de alto nivel repara los daños que no pueden ser arreglados por Primera Ayuda u otras utilidades similares, pero borra el disco durante el proceso. No comprueba ni repara los problemas en la estructura física del formato.

Normalmente, crear un formato de alto nivel tarda menos de un minuto, y a menudo tan sólo unos segundos.

INICIALIZACIÓN
Es el proceso de preparación de un disco a través de la creación del formato para que el sistema operativo Macintosh use el disco. Es habitual usar este término para referirse al formato de alto nivel, aunque no es específico de ningún tipo de formato.

CAMBIO DE SECTORES
Los daños en la estructura física del formato se traducen en sectores estropeados; es decir, bloques del disco que ya no se pueden leer y en los que tampoco se puede escribir porque los marcadores magnéticos que los definían han sido eliminados o alterados. En función del tipo y la ubicación de los daños, un formato de bajo nivel puede o bien reparar los sectores afectados recreando esos marcadores, o bien trabajar evitándolos usando el cambio de sectores, también llamado reubicación de bloques: los datos recuperables se mueven a bloques en buen estado, y el bloque estropeado se deja como no disponible para que el driver de disco no vuelva a escribir en él.

La función Probar disco de Configuración de unidades y de otras utilidades de formato de Apple también puede llevar a cabo el cambio de sectores; lo que hace es explorar el disco en busca de sectores estropeados revisando la integridad de los bloques de datos leyéndolos y copiándolos de vuelta al disco. Esta función tarda más o menos lo mismo que el formato de bajo nivel, pero tiene la importante ventaja de que no borra el disco durante el proceso.

Dado que la función Probar disco no hace un formateo de bajo nivel, algunos sectores en mal estado que podrían haber sido reparados por éste sólo serán inutilizados. Sin embargo, esta diferencia es lo suficientemente significativa como para evitar la creación de un formato de bajo nivel excepto cuando Probar disco falle o recomiende que se dé un formato de bajo nivel a un disco.




UTILIDADES

Configuración de unidades, la utilidad de formato más habitual de Apple, debe usarse con unidades de disco rígido SCSI e IDE/ATA en ordenadores Macintosh con procesadores PowerPC o 040. Configuración de unidades viene predefinido para dar formato de alto nivel, pero puede configurarse para dar formato de bajo nivel. De las utilidades de disco de Apple, sólo Configuración de unidades puede dar formato de alto nivel sin tener que hacer un formateo de bajo nivel. Configuración de unidades puede comprobar y reparar la estructura física del formato de un disco rígido sin necesidad de volver a formatearlo.

Apple HD SC Setup debe usarse con unidades de disco rígido SCSI en ordenadores Macintosh 68K (ordenadores que no son Power Macintosh). Apple HD SC Setup siempre crea un formato de bajo nivel seguido de un formato de alto nivel. Apple HD SC Setup puede comprobar y reparar la estructura física del formato de un disco rígido sin necesidad de volver a formatearlo.

Internal HD Format, ya obsoleto, era la utilidad de formato de Apple para las unidades de disco rígido IDE antes de que Configuración de unidades admitiera dichas unidades.
Se recomienda usar Configuración de unidades. Internal HD Format siempre realiza un formateo de bajo nivel seguido de un formateo de alto nivel. A diferencia de las otras dos utilidades, no tiene una opción para instalar únicamente el driver de disco rígido. Internal HD Format puede comprobar y reparar la estructura física del formato sin necesidad de volver a formatearlo.

Primera Ayuda es la utilidad de Apple para comprobar y reparar la estructura lógica del formato de los volúmenes Macintosh. No puede crear, comprobar ni reparar la estructura física del formato de un disco, ni puede dar un formato de alto nivel ni bajo nivel a un disco.




VISIÓN GENERAL: CU�?NDO DEBE HACERSE UN FORMATEO DE ALTO NIVEL EN UN DISCO R�?GIDO

  • Cuando la estructura lógica del formato del disco esté dañada y no pueda arreglarse con Primera Ayuda ni con otras utilidades de disco compatibles.
  • Cuando, incluso después de intentar reinstalar el driver de disco rígido, el disco no pueda montarse o no pueda ser leído por Primera Ayuda, pero aún esté disponible para la utilidad de formato.
  • Al fragmentar un disco. Para más información sobre fragmentación, consulta la Guía de Configuración de unidades en línea incluida con la utilidad.
  • Al optimizar un disco. A la optimización también se le llama desfragmentación. Para más información consulta el artículo 17933: Macintosh: ¿Con qué frecuencia debería desfragmentar mi disco rígido? Existen utilidades de terceros que permiten optimizar sin formatear, pero igual es muy importante primero hacer copias de seguridad de los datos relevantes.
  • Cuando se quiera convertir un formato HFS del volumen de HFS estándar a HFS extendido, o viceversa. Para más información consulta el artículo 30344: "Mac OS 8.1: Acerca del formato extendido de Mac OS 8.1"
  • En ocasiones, cuando se reemplaza un driver de disco rígido por uno de marca distinta o por uno de la misma marca pero de una versión suficientemente diferente. Por ejemplo, Configuración de unidades exige dar formato de alto nivel para instalar su driver encima de uno instalado por una utilidad de terceros.


VISIÓN GENERAL: CU�?NDO DEBE HACERSE UN FORMATEO DE BAJO NIVEL EN UN DISCO R�?GIDO

- Cuando la estructura física del formato del disco haya sido dañada y no pueda repararse mediante el cambio de sectores con una utilidad de disco compatible.
- Cuando, incluso después de varios intentos, una inicialización de alto nivel no se complete satisfactoriamente.


PREGUNTAS HABITUALES

¿Qué provoca daños en la estructura del formato?

Los daños en la estructura lógica del formato pueden producirse cuando algo interfiere en una actualización normal en el momento en que se graban las diversas estructuras de datos, como el árbol del catálogo o el árbol de porciones. Causas:

    - Anomalías o conflictos relacionados con el software, provocados por aplicaciones, extensiones y software de sistema dañados o incompatibles.
    - Drivers de disco rígido incompatibles.
    - Aplicaciones malignas como los virus.
    - No reiniciar o no apagar el ordenador adecuadamente.
    - Anomalías o interferencias relacionadas con el hardware, provocadas por diversos problemas posibles con dispositivos internos o externos y su cableado, terminación o firmware.
    - Problemas con la RAM y otro hardware de ampliación.
    - Interferencias electromagnéticas y fluctuaciones de corriente (apagones y sobrevoltajes).
    - Una estructura física del formato dañada.

    Los daños en la estructura física del formato pueden producirse debido a algunas de las mismas causas que provocan daños en la estructura lógica del formato y a daños reales en la superficie del propio disco, como zonas rayadas o con pequeños hoyos; también puede producirse por degradación o contaminación de la superficie del disco o de los cabezales de la unidad por la acción del humo, el polvo o partículas del propio soporte del disco.

¿Por qué falla un formato?

    Un formato de bajo nivel falla cuando se ha sobrepasado la cantidad máxima permitida de bloques estropeados en todo el disco o en algunas áreas vitales.
    Como las interferencias de hardware y software pueden contribuir a errores durante la escritura o lectura del disco, aislar el ordenador de los componentes de hardware internos y externos que no sean necesarios y arrancar desde un disco de sistema en buen estado, puede favorecer la consecución de un formateo que de otra forma podría fallar.

    Un formato de alto nivel falla cuando la utilidad de formato no es capaz de escribir satisfactoriamente la estructura lógica del formato en el disco rígido, lo que a menudo se debe a la presencia de sectores estropeados. En ese caso, hay que hacer un formateo de bajo nivel o emplear una utilidad de disco para cambiar los sectores en mal estado antes de intentar hacer otro formateo de alto nivel en el disco.

Después de reparar la estructura del formato, ¿siguen estando bien los datos del disco?

    Los daños en datos almacenados en el disco, el sistema operativo inclusive, pueden haberse producido si existen problemas continuos no relacionados con problemas del hardware o incompatibilidades del software. Aunque las aplicaciones dañadas deberán reinstalarse, algunas utilidades de terceros sí permiten al menos la recuperación parcial de archivos que aún pueden usarse, como documentos, y pueden incluso recuperar archivos borrados, a menos que el disco haya sido reformateado.



¿Qué ocurre si Primera Ayuda y otra utilidad de disco no están de acuerdo?

    Si ambas utilidades están actualizadas y se supone que son compatibles, es difícil saber cuál de ellas tiene razón. Respecto a los daños que una utilidad de disco no puede reparar, independientemente de la utilidad que sea, el usuario deberá o bien asumir el riesgo potencial para sus datos que supone el no reparar un posible problema, o bien pecar de precavido y reformatear el disco.

¿Cuándo hay que "poner todos los datos a cero"?


    Muchas utilidades de formato disponen de esta opción como medida de seguridad para evitar la posibilidad de que rastros de datos puedan ser recuperados del disco formateado y utilizados. Esta función reemplazará toda la información en el disco con ceros, lo que incrementará considerablemente el tiempo que tarda en completarse el formato.

    "Poner a cero" no es formatear, de modo que sólo debería usarse como medida de seguridad, no para obtener un formato mejor o más completo.

    "Poner a cero" no debe confundirse con "disco a cero", una expresión que a veces se emplea para referirse al proceso de creación del bloque del directorio maestro, el mapa binario del volumen y el archivo del catálogo.


Si un formato de bajo nivel repara los daños que un formato de alto nivel no puede arreglar, y también puede reparar algunos daños que el cambio de sectores no puede solucionar, y si además la creación del formato de alto nivel es rápida y tiene lugar automáticamente después de completarse el formato de bajo nivel, ¿por qué no se hace únicamente un formato de bajo nivel?

Porque dar un formato de bajo nivel:

    - Borra definitivamente todos los datos del disco.
    - Puede llevar mucho tiempo.
    - Elimina información, como el número de serie del ordenador, que para otras utilidades está en una zona protegida del disco. No todos los ordenadores Macintosh tienen este tipo de información registrada en sus discos rígidos, pero muchos sí. El número de serie de un iMac, por ejemplo, puede consultarse en el Perfil del Sistema Apple 2.x, pero sólo si la unidad de disco rígido que lo contiene nunca ha sido formateada con formato de bajo nivel. El número de referencia del paquete de software con el que se entregó también se facilita.


ALTERNATIVAS DE SOFTWARE DE TERCEROS

PRECAUCIÓN: Antes de utilizar una utilidad de disco de terceros, asegúrate de que es compatible con el ordenador, la versión del sistema operativo Macintosh y el formato HFS en uso.

Alternativas a Primera Ayuda

Primera Ayuda es absolutamente capaz de diagnosticar los problemas en la estructura lógica del formato en volúmenes formateados por Macintosh. Se pueden emplear utilidades alternativas en circunstancias en las que se desee una "segunda opinión"; puede que dispongan de otras funciones útiles además de las necesarias para diagnosticar la estructura del formato, como la desfragmentación del disco, la recuperación de archivos borrados y los diagnósticos de hardware. Lo que sigue puede que no sea una lista completa.

    MacMedic, de Total Recall Software
    Norton Utilities, de Symantec Corp.
    TechTool Pro, de Micromat Computer Systems

Alternativas a las utilidades de formato de Apple
Anubis, de CharisMac Engineering, Inc.
DiskWorks, de Micronet Technology, Inc.
FormatterFive, de Software Architects, Inc.
Hard Disk Toolkit, de FWB Software
Silverlining, de La Cie, Ltd.

Importante: La información sobre los productos no fabricados por Apple se proporciona sólo con fines informativos y no implica ninguna recomendación o aprobación por parte de Apple. Póngase en contacto con el proveedor para obtener información adicional.

Última modificación: 05-jun-2011
¿Te ha resultado útil?
No
  • Última modificación: 05-jun-2011
  • Artículo: HT1641
  • Vistas:

    null

Información adicional de soporte técnico del producto